27 de July de 2010 00:00

Esmeraldas se aferra a su cantón

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Esmeraldas

En Esmeraldas a La Concordia se la conoce como el octavo cantón de esta provincia y el más joven. Fue creado el 26 de noviembre del 2007 por resolución del Congreso Nacional.Por ello, en las élites políticas de la provincia no se concibe la idea de una consulta popular para que los 80 000 habitantes de este cantón decidan si quieren seguir perteneciendo a Esmeraldas o pasar a ser parte de la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas.

César Hernández, catedrático universitario e historiador, dice que la salida de La Concordia del mapa de la provincia de Esmeraldas, significaría una mutilación.

“Sería como si nos cercenaran una parte de nuestro cuerpo, nos perjudicarían enormemente al quitarle a Esmeraldas uno de los sectores de mayor producción agropecuaria”.

Por su riqueza geográfica y su ubicación estratégica (está entre Esmeraldas, Santo Domingo, Pichincha y Manabí), el 80% del territorio rural está sembrado de palma africana, abacá, cacao, palmito y banano.

También hay una incesante actividad comercial que cubre la ciudad. Solo en la avenida principal, que lleva el nombre de Simón Plata Torres, hay unos 300 negocios informales, de comida rápida y refrescos.

Sin embargo, estas actividades no están completamente vinculadas a la provincia verde. Los productos agroindustriales que son de exportación no salen por el Puerto Comercial de Esmeraldas, a pesar de su cercanía. 140 kilómetros, es la distancia.

Las seis grandes extractoras de aceite rojo de palma africana asentadas en La Concordia, utilizan Manta para exportar.

La ganadería también es una fuente importante de ingresos en este cantón, que limita al sur con la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas. Aproximadamente, 30 000 unidades de bovino están destinadas a la producción de leche y carne.

Los propietarios de tierras en La Concordia y los inversionistas son, principalmente, oriundos de Pichincha, Loja y Manabí.

La migración desde otras provincias hasta La Concordia ha sido un fenómeno predominante desde el 1958, según recuerda César Hernández.

“Los dueños de la producción son gente con mucho dinero y poder. Entre ellos hay oficiales de la Policía y el Ejército que han llegado de otras provincias”.

Por eso, para él los intereses económicos van de la mano de los intereses políticos en el tema de disputa de La Concordia, que se ha agudizado tras el anuncio de ir a una consulta popular, que ratificara el presidente Rafael Correa, el 19 de julio en La Concordia.

Para las autoridades de Esmeraldas defender este territorio es cuestión de derecho y dignidad.

Omar Mina Quintero, defensor del Pueblo en Esmeraldas, señala que con la Ley de creación del cantón La Concordia y la fijación de sus límites desaparecieron los conflictos de jurisdicción y de pertenencia. Lucía Sosa, prefecta de la provincia, dice que una consulta popular no solo sería una ilegalidad sino un abuso de poder. “No tenemos otra vía que iniciar medidas de hecho para impedir cualquier intento de atropello por parte del Gobierno”.

Los 5 manifestantes esperan su libertad

Cinco de los detenidos durante los disturbios en La Concordia, el lunes 19 de julio, permanecen en la cárcel de varones de Esmeraldas. Ellos protestaron en los exteriores de un recinto donde se encontraba el presidente Rafael Correa en un acto gubernamental.

Hubo protestas en contra de la decisión de impulsar la consulta popular para que la población de La Concordia decida a qué provincia pertenecer.

La orden de libertad, emitida por la Sala Única de la Corte Provincial de Justicia de Esmeraldas, el viernes anterior a las 18:00, no se ha podido ejecutar debido a la ausencia de la directora del centro carcelario.

Por eso, familiares y amigos de Javier Santana, Wilder Casanova, Luis Quinto, Byron Rojas y Carlos Alcívar esperaron durante el fin de semana su liberación. Sin embargo, hasta ayer no se había localizado a la funcionaria que dirige la cárcel y que debía tramitar su salida de inmediato.

Solo Rosaura Bastidas, concejala de La Concordia, detenida durante los mismos incidentes, fue liberada a las 10:20 del sábado. Ella estuvo cinco días en prisión.

La Sala de la Corte conformada por tres jueces, resolvió liberar a los detenidos acogiendo el recurso de habeas corpus y les impuso medidas alternativas.

Los acusados deberán comparecer todos los días viernes a las 11:30 ante el Juez de Garantías penales de Esmeraldas, con sede en el cantón Quinindé. También se les prohibió la salida del país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)