16 de May de 2010 00:00

El Epiclachima ya no sería un cuartel

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Política

El Epiclachima es el fuerte militar más grande de Quito. Y si el anuncio del presidente Rafael Correa se llegara a concretar, será la nueva sede del Poder Ejecutivo. El Epiclachima está en el sur de Quito. Todo el terreno tiene una extensión de 60 hectáreas, donde están construidas unas 15 edificaciones, en las que funcionan varias unidades militares.El edificio principal está levantado sobre 500 metros cuadrados. Allí opera la Comandancia de la Cuarta División del Ejército, a cargo del general Hegel Peñaherrera. También, el batallón de Logística, el de Comunicaciones, Inteligencia Militar, la Policía Militar, Logística. Hasta la semana pasada operaban los juzgados militares y la cárcel militar, que fueron absorbidas por el Poder Judicial por mandato constitucional. Estas instalaciones estarían por convertirse en el nuevo ‘Complejo de Carondelet’. En el enlace sabatino del 1° de mayo, el presidente Rafael Correa habló del proyecto para mudar las dependencias del Ejecutivo, que desde siempre han estado en la Plaza Grande. “Es un proyecto de varios años, pero de un impacto histórico, talvez, solo comparable a la llegada del ferrocarril a Chillogallo (Chimbacalle)”, aseguró. Esta propuesta está a cargo de la empresa estatal Inmobiliar. La entidad fue creada el 12 de diciembre del 2008, mediante Decreto Ejecutivo. Inmobiliar administra predios de las instituciones públicas, con excepción de los bienes dispuestos para la seguridad interna y externa del Estado. Así como los bienes que integran el Patrimonio Cultural y Natural; y las áreas protegidas.El Epiclachima es parte de la infraestructura militar, destinada para la seguridad interna. Por lo que se deberán analizar los mecanismos y convenios para el uso de esta propiedad, cuando Inmobiliar se ponga al frente de este megaproyecto de mudanza.“No se quiere atrincherar (a la Presidencia) en el cuartel, esas son ideas subjetivas. Este no es sólo un cuartel, es una gran área que pertenece a todos los quiteños, a todo el Ecuador, y más atrincherada que en el Palacio de Carondelet no puede estar”, dijo Vinicio Alvarado, secretario de la Administración, en ese enlace.Es decir que si el Régimen va a usar este terreno, los militares tendrían que desocuparlo antes. El ministro de Defensa, Javier Ponce, aseguró que en Epiclachima solo funciona la parte administrativa de las unidades militares. “Es posible que estas sean reubicadas con facilidad. Ese espacio puede convertirse en un centro cívico, porque el Centro Histórico está muy congestionado”.Los militares han iniciado la búsqueda de un nuevo fuerte. Según una fuente del Ejército, se requiere de un lugar que permita el acceso de helicópteros y no esté poblado en sus alrededores. Una de las opciones sería buscar un espacio junto al futuro aeropuerto de Quito, en Tababela. La propuesta todavía no tiene una fecha para concretarse. Según informó Ponce, el Presidente ha pedido nuevos estudios. Tampoco se sabe qué pasará con el Palacio de Carondelet. Ponce cree que quedaría para ceremonias y actos oficiales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)