Una enmienda en la Asamblea gana peso para la reelección

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 23
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 7
Nancy Verdezoto F.  Redactora

En menos de seis meses la reelección indefinida pasó de "no estar en la agenda" del Gobierno a ser una propuesta del oficialismo para el Presidente de la República y todas las autoridades de elección popular.

La tarde de ayer, 5 de marzo, el bloque legislativo de Alianza País se reunió para analizar el mecanismo de reforma de la Constitución, que permita que el presidente Rafael Correa pueda ser candidato en el 2017.

El sábado pasado, el Primer Mandatario dijo que está "revisando" su decisión de no correr en una nueva lid electoral, porque "todavía falta mucho por hacer" en el país. Y atribuyó esta posibilidad a la derrota electoral que sufrió su candidato a la Alcaldía de Quito, frente " a la derecha".

Sus aliados y coidearios no perdieron el tiempo y de inmediato empezaron un proceso de análisis para impulsar una reforma constitucional que viabilice la reelección indefinida. Uno de ellos es el Partido Socialista-Frente Amplio. Un grupo de sus militantes, que impulsa la modificación legal y apoya al oficialismo, participó también en la cita del bloque de Alianza País. El asambleísta socialista Fabián Solano presentó una propuesta de enmienda constitucional a través de una mayoría en la Asamblea.

El artículo 441 de la Carta Política señala que la modificación se podrá hacer mediante dos debates legislativos. El proyecto de enmienda deberá tener el respaldo de 46 legisladores para ser tramitado y 92 votos para ser aprobado. Sin embargo, entre el primer debate y el segundo, deberán pasar al menos 13 meses.

Este es el mecanismo que parece tener más acogida en el oficialismo. Aunque otros legisladores, como Mauro Andino, considera que esta reforma se debería ejecutar mediante un referéndum, por iniciativa del Presidente de la República.

Esta alternativa implica que la Corte Constitucional califique las preguntas que serán sometidas a votación popular. Y de inmediato se convocaría al referéndum. En esta alternativa el tiempo se reduce a un máximo de seis meses.

"A través de este mecanismo constitucional se estaría legitimando la reelección con el pronunciamiento ciudadano. No es riesgoso ir a votación, porque el pueblo sigue y va seguir respaldando al presidente Correa", agregó Andino.

No obstante, Solano sostiene que con los votos de la Asamblea estaría más que "legitimado" la enmienda que permita la reelección. "El 2017 habrá una participación democrática y ahí el pueblo, como sabiamente sabe hacerlo, elegirá el camino correcto", señaló.

Pero el asambleísta Luis Fernando Torres (Cambio-PSC) cree que la reforma constitucional solo se la puede ejecutar a través de un referéndum o de un plebiscito, pues "se está modificando la estructura del Estado, al plantear la reelección de sus autoridades".

Sin embargo, él cree que si el oficialismo insiste en su tesis de ir por la vía legislativa, nuevamente la oposición se quedará con voz, pero sin voto. La razón: A. País y sus aliados tienen 105 votos, que viabilizaría la modificación sin necesidad de ningún otro asambleísta.

Asimismo, el legislador de oposición, Diego Salgado (Creo), cuestionó la propuesta de reelección que promueve el oficialismo. A su juicio, el debate sobre este tema debería ser abierto a toda la Asamblea e incluir a los legisladores de las otras bancadas. "Esta es una venganza" del Gobierno por la derrota electoral, puntualizó.

"El Régimen con el tema de la reelección presidencial pudo trasladar el debate del resultado electoral, que le fue perjudicial para Alianza País, a la popularidad del Presidente. Ha sido una estrategia muy hábil comunicativamente hablando", señaló Torres.

En ese sentido, ayer en la reunión del bloque oficialista también se discutió sobre los resultados de los comicios seccionales del 23 de febrero.

"Hoy vamos a analizar responsablemente el tema. No solo se trata de la reelección indefinida, sino que vamos a corregir los errores que hubo en la campaña y buscar esos cuadros (de relevo) por los que venimos luchando. Hemos fallado en la búsqueda de líderes en el Ecuador y eso debemos fortalecer antes de tomar una decisión", aclaró el legislador Ángel Vilema.

Para Andino, en Alianza País sí existen cuadros que puedan ser la sucesión de Correa en el poder. Uno de ellos, el "compañero canciller Ricardo Patiño". Pero cree que al Mandatario "le queda todavía mucho hilo" para seguir construyendo el proyecto político de la "revolución ciudadana". Por ello, insistirán en que él siga al frente del Gobierno central.

La reunión de ayer no fue la única que se ha mantenido sobre el tema. El buró político también deberá analizar esta postura, para luego tomar las decisiones finales, respecto al cómo se ejecutará la ampliación de la reelección. Uno de los puntos por definir es si la figura de la reelección tendrá el carácter de indefinida o si será solo para un período más.

En contexto Hace un año, el presidente Rafael Correa anunció que este período sería el último de su gestión y que luego de ello se retiraría de la política para dedicarse a la vida académica. No obstante, luego de la derrota electoral de A. País en Quito, anunció que revisará su decisión.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (4)