28 de May de 2012 09:04

Empresa del chofer del hijo de Fernando Alvarado monopoliza transporte de urea, denuncian

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 13
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0

El chofer del hijo de Fernando Alvarado Espinel es socio fundador de la empresa Vialmesa, que se ha beneficiado del monopolio del transporte de la urea que importa el Gobierno.

La aseveración la hace diario El Universo en un reportaje que trae su edición de hoy. El asambleísta de Los Ríos, Galo Lara, también reitera la acusación.

A través de su cuenta de Twitter, @GaloLaraY, el asambleísta sostiene que la relación entre Camilo Jalca Villegas, socio fundador de la empresa, y José Alvarado Echeverría, hijo del secretario nacional de Comunicación, está probada. Camilo Jalca Villegas, a pesar de ser socio fundador, dejó de aparecer como socio de la misma en los documentos de la Superintendencia de Compañías a partir del 28 de noviembre del 2011.

La investigación de El Universo sostiene que Vialmesa, una empresa inscrita en abril del 2010 y que  ha  monopolizado el transporte de la urea del Gobierno y a través de contratos con el Estado ha facturado USD 3.3 millones en el último año y medio.

Vialmesa ha ganado todos los concursos convocados por la estatal Unidad Nacional de Almacenamiento, UNA.
En seis de esos ocho contratos, la empresa no cumplió con todos los requisitos, sostiene El Universo, mientras que en cuatro subcontrató más cabezales de lo permitido por la ley. Pero ha sido la contratista preferida de la UNA, sin importar quien sea su gerente.

El Universo afirma que  analizó las subastas inversas de transporte pesado publicadas por la UNA en el portal de Compras Públicas, así como otros documentos obtenidos a través de un recurso de acceso a la información.

La UNA, creada en agosto del 2007 por decreto ejecutivo, recibió en agosto del 2010 la facultad de contratar el transporte de urea con fondos del Banco Nacional de Fomento (BNF), a través de una resolución del entonces titular del Magap, Ramón Espinel. Desde entonces maneja el acopio y distribución de maíz, soya, arroz y urea para garantizar precios a los agricultores o proveerlos de insumos.

La investigación de El Universo apunta a que el primer contrato entre la UNA y Vialmesa se firmó el 19 de noviembre del año 2010 por USD 130.884,35 para distribuir 83.500 sacos de urea de 50 kilos (4.175 toneladas métricas) desde Trinipuerto hasta las 15 bodegas de la Unidad. Se lo hizo dentro de una declaratoria de emergencia del Magap para la importación de 16.496 toneladas de urea.

El proceso se abrió el 19 de octubre en el portal y se invitó a 2.184 empresas, que tenían diez días para enviar sus propuestas. Vialmesa fue la única y ofreció que realizaría la tarea con 21 camiones, por lo que la UNA hizo una negociación directa y se firmó el contrato, afirma el diario.

Pero de acuerdo con los documentos precontractuales, Vialmesa no cumplió con todos los requisitos exigidos. Estos son: los permisos de operación de 19 camiones, la Tarjeta de Pesas y Medidas otorgada por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) de siete camiones, el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT) de siete camiones y la matrícula de tres.

Adicionalmente, sostiene ese diario,  de los 21 camiones ofertados, dos eran de la compañía y dos de uno de sus socios, Carlos Mendoza Fernández; el resto eran de propiedad de terceros, es decir el 80%. La Ley Orgánica del Sistema Nacional de Compras Públicas dispone que solo se podrá subcontratar hasta el 30% del contrato y con autorización expresa del contratante.

A pesar de estas inconsistencias, la Comisión Técnica de Contratación de la UNA, conformada por Pamela Robles Nazareno, Mirco Patrel y Milton Sandoval, aprobó la oferta, agrega el reportaje.

La pregunta que se plantea El Universo ¿Por qué la UNA solo adjudica a Vialmesa los contratos? parece que no ha podido ser contestada  ni el gerente anterior de la UNA ni el actual.

Según la Superintendencia de Compañías, al 28 de noviembre del 2011, Vialmesa tiene dos accionistas, Villavicencio y Mendoza. Pero en su origen aparece un tercer socio fundador, Camilo Jalca Villegas, el chofer personal de José Alvarado Echeverría, hijo del secretario Nacional de Comunicación, Fernando Alvarado Espinel.

El Asambleísta Galo Lara sostiene que el caso constituye peculado, es decir contratación pública indebida.
Lara agrega que Camilo Jalca Villegas comenzó con 3 cabezales y al cabo de un año tiene 18. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (3)