20 de November de 2012 00:03

Dictaduras del siglo XXI, según Hurtado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2

Este jueves, en la Universidad de las Américas (UDLA), el ex presidente de la República, Osvaldo Hurtado Larrea, lanzará su último libro (el número 13 de sus ediciones en español): “Dictaduras del siglo XXI”.

A través de este nuevo ensayo académico y político, el ex Mandatario, quien gobernó el país entre 1981 y 1984, hace una dura crítica al sistema político por el que atraviesa el Ecuador. En particular, cuestiona el “autoritarismo” con el que Rafael Correa maneja el Estado ecuatoriano.

Ayer, durante una entrevista en Ecuadoradio, Hurtado advirtió que en los últimos 50 años no ha existido un Presidente de la República con más poder que el actual. Y que incluso, ni las dictaduras militares de los 60 y 70 tuvieron tanto control en las demás funciones del Estado como, a su juicio, sucede en la actualidad.

“No hay memoria histórica de un presidente elegido por el pueblo que se haya comportado de forma tan abusiva”.

Hurtado señala que su libro es un texto académico. Y, por lo tanto, fue construido sobre una rigurosidad de hechos. Sin embargo, reconoce que su faceta de político pudo haber influido a la hora de abordar al personaje central de este texto.

El texto, que lleva el sello de Paradiso Editores, mira el caso ecuatoriano como parte del grupo de presidentes de la región, que sin ser dictatoriales propiamente dichos, “han socavado principios, normas e instituciones esenciales en un Estado de derecho, así como las libertades y garantías de los ciudadanos”.

El ex Presidente asegura que el garantismo de la Constitución debe propender a defender los derechos de los ciudadanos por encima del Estado y no al revés, como sucede en su criterio.

Desde esa óptica, aseguró que es la libertad de prensa la que más perseguida ha sido en los últimos años. Lamenta que sea el propio Correa quien orqueste desde sus enlaces sabatinos esa arremetida. “Una personalidad como la de él no puede gobernar con la ley”.

Hurtado cuenta en su libro que el actual diseño institucional ecuatoriano le ha permitido tener a Correa el control casi total del Estado. Su principal preocupación es la existencia del Consejo de Participación Ciudadana que, en su criterio, no representa a la voluntad popular y se ha convertido en la principal trampa del actual modelo. “Solo le falta controlar a la prensa independiente y eso que el Gobierno cuenta ya con un gran imperio de medios”.

Con estos argumentos, considera que el país ha dejado de tener una democracia moderna, para construir un arcaísmo, donde el sistema político que defiende el actual Presidente es similar al de “los caudillos ecuatorianos del siglo XIX como Flores, Urvina, García Moreno, Veintemilla y Eloy Alfaro”. “La democracia es producto de la modernidad dijo”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)