2 de May de 2011 00:00

El Día del Trabajo fue un día de campaña

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Las marchas del Día Internacional del Trabajo fueron aprovechadas por los trabajadores para hacer campaña por la consulta popular.

En Quito, Guayaquil, Cuenca y otras ciudades el escenario fue similar. Simpatizantes del Sí y del No se expresaron.Ayer, desde las 08:00, hubo tres concentraciones en distintos puntos de Quito. En el parque El Arbolito se reunieron los ciudadanos que apoyan la propuesta oficial, mientras que en las afueras del IESS y en Santa Prisca lo hicieron aquellos que rechazan el proyecto del Régimen.

Miles de personas arribaban a esos lugares con el trascurso de los minutos. Portaban banderas, pancartas, pitos, camisetas. La marcha de los trabajadores por el No estuvo encabezada por la asambleísta Lourdes Tibán, el presidente de la Conaie, Humberto Cholango; el ex presidente de la Asamblea Constituyente, Alberto Acosta; el líder sindical Mesías Tatamuez y dirigentes del MPD.

A las 09:00 arrancó la marcha que recorrió la calle Guayaquil, en el Centro Histórico. A su paso las consignas por los derechos sindicales eran constantes. “Correa escucha el pueblo esta en la lucha”, “No más abuso ni despidos, los trabajadores somos dignos”, fueron algunas de las frases que corearon los manifestantes.

Cholango aseguró que su presencia en la marcha es para cuestionar la tesis oficial. “Estamos marchando al lado de los trabajadores que siempre han reclamado sus derechos”.

Acosta dijo que la expresión de los trabajadores debe ser escuchada y que es importante que se consolide la democracia.

Por otro lado, en la marcha por el No se evidenció la creatividad de los participantes. Elaboraron 10 ataúdes negros que tenían escritos los nombres de los ministerios, también se elaboró un monigote de una mujer que con el dedo hacía un gesto por el No.

La marcha por el Sí partió desde el parque El Arbolito, cerca de las 11:00; avanzó por la 12 de Octubre hasta la Gran Colombia, la 10 de Agosto y luego llegar a la Santa Prisca, y desde allí seguir hasta la Plaza Grande.

Entre los manifestantes se encontraban dirigentes sindicalistas, militantes de Alianza País y ministros, como Patricio Rivera, de Finanzas. Ellos aseguraban que esta marcha tenía un carácter histórico, ya que por primera vez los ministros de Estado marchaban junto a los trabajadores en un Primero de Mayo.

“Esta es una nueva época, es una nueva historia y fechas como el Primero de Mayo van a tener que reorientarse en el sentido de por qué se hacen. Antes era por reivindicaciones ahora es por el apoyo a que todo el país trabaje junto”, indicó Manuel Baldeón, secretario nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación.

Mientras tanto, en la Plaza Grande, en las gradas de la Catedral, se ubicó una tarima para recibir a los simpatizantes del Sí. La música de Gerardo Mejía entretenía a quienes iban llegando y a los que esperaban a la marcha. Fue el vicepresidente, Lenín Moreno, el encargado de recibir a los miles de simpatizantes del Gobierno.

Por otro lado, Tatamuez aseguró que: “Los trabajadores estamos conscientes y sabemos para qué estamos aquí, por qué estamos aquí con nuestro pensamiento propio, no manejado ni politizado”. Aseguró que la lucha de los trabajadores por la estabilidad laboral, por la contratación colectiva, por una educación gratuita será permanente.

Durante las marchas no se registraron incidentes. Diez oficiales superiores, 40 oficiales subalternos y 420 policías estuvieron presentes desde las 07:00, vigilando el normal desarrollo de la jornada y controlando el tráfico. Incluso las marchas por el Sí y por el No fueron separadas por la Policía para evitar confrontaciones. Según el coronel Edmundo Moncayo, hasta el mediodía no hubo incidentes. Las marchas por el No se concentraron en la plaza de San Francisco y ahí los líderes sindicales pronunciaron discursos contra el Gobierno, ante miles de trabajadores.

En Guayaquil hubo una masiva marcha

Desde las 08:30, los trabajadores se iban concentrando en los bajos del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), en la av. Olmedo y Boyacá. Al mismo tiempo aparecían grupos con pancartas en alusión al No, para la consulta popular del 7 de mayo.

Estaban maestros, médicos, periodistas, trabajadores de casinos, empleados de Solca y aficionados a peleas de gallos. Cada gremio defendía la tesis de que se intentaba coartar el derecho al trabajo y a la libertad de expresión.

Dentro de la marcha hubo un colorido grupo de manifestantes, conformado por ex trabajadores de la extinta Vachagnon, encargada de la limpieza y recolección de basura en Guayaquil. “Nos botaron en lugar de unirnos a la nueva compañía Puerto Limpio en que se convirtieron”, lamentó Jorge Sáenz, parte de un grupo de 400.

Un reclamo laboral similar emprendieron los ex trabajadores de Pepsi Cola, Industrias Lácteas Toni, Cervecería Nacional, Claro (ex Porta), entre otros.

De este tipo de reclamos se acogió el grupo gobiernista, para promover el Sí, de la próxima consulta, que realizó una marcha y concentración.

Estuvo presente el canciller Ricardo Patiño, quien se dio tiempo para cuestionar a la oposición. “Nebot tiene miedo de salir a defender el No, porque no quiere que recordemos las tanquetas en la Corte (') tiene rabo de paja”, refutó. También estuvo Gustavo Larrea, ex ministro de Seguridad Interna, quien aprovechó para hacer campaña por el No.

En Cuenca hubo 3 000 personas

A las 09:30 de ayer se inició la marcha por el Día del Trabajador desde el céntrico parque Calderón, en la capital azuaya. Participaron unas 3 000 personas que aprovecharon la ocasión para llevar el mensaje del No por las elecciones del próximo sábado.

Las pancartas con mensajes en contra del Gobierno y de las preguntas de la consulta popular marcaron el ambiente en esta movilización que recuerda a los obreros estadounidenses ejecutados en 1887, tras el reclamo de reivindicaciones laborales.

La marcha fue convocada por el Frente Unido de Trabajadores del Azuay, que agrupa a unas 40 instituciones y organizaciones sociales, entre ellas la Empresa Eléctrica, Erco, trabajadores de la salud, de educación, Etapa, Municipio, Consejo Provincial...

Entre los primeros participantes hubo un grupo de hombres encadenados con una mordaza en la boca y vistiendo una camiseta blanca con la frase: “Esta vez no”. Más atrás pancartas que decían: “Correa, no metas la manos en la justicia”, “Respeto a la libertad de expresión”...

Simpatizantes de partidos políticos como el MPD y los Socialistas también asistieron con la misma consigna. En medio de la marcha también participó un grupo de unas 15 mujeres del Sindicato de Obreros del Ministerio de Educación, que portaban camisetas y pancartas de apoyo a la consulta.

En el parque Calderón se levantó una tarima donde los dirigentes sindicales recordaron esta fecha y cuestionaron las políticas del actual Régimen.

Marchas en Manta y Portoviejo

Las marchas por el Día del Trabajador en Manabí se concentraron en Manta y Portoviejo.

Los protagonistas, 5 000 personas en ambas ciudades eran empleados y trabajadores de entidades estatales, centros fabriles de la pesca, tagua, grasas y aceites, movimiento sociales, agricultores y gremios sindicales.

En Manta, 3 000 obreros salieron desde el norte de la ciudad con dirección a la Plaza Cívica.

Portando pancartas con leyendas que solicitaban incrementos de salarios y mejor trato en el ámbito laboral, los trabajadores caminaron 6 kilómetros.

Walter Giménez, dirigente de los obreros y trabajadores de la Empresa Aguas de Manta (EPAM) dijo que la gente cuida sus empleos en esta época, pero también necesitan incrementos salariales.

Mientras, en Portoviejo 2 000 personas marcharon desde el parque Eloy Alfaro hasta la Gobernación, en el centro de la ciudad. Los trabajadores del Municipio, Consejo Provincial, Dirección de Salud, Secretaría Nacional del Agua y la Confederación Obrera recordaron su día tradicional entonando cánticos y pidiendo mejor calidad de vida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)