20 de April de 2013 00:01

El desahucio hipotecario, la preocupación

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Un baño de popularidad se dio ayer el presidente Rafael Correa en el Palacio de Vistalegre de Madrid. Unas seis mil personas acudieron al recinto y un grupo numeroso de compatriotas no pudo acceder porque el lugar se quedó corto.

El Primer Mandatario llegó sobre las 20:30. Previamente una decena de grupos interpretaron música tradicional ecuatoriana.

El canciller Ricardo Patiño le precedió en las intervenciones y anunció el emprendimiento de demandas en contra de los bancos españoles que habrían engañado a los compatriotas en los contratos hipotecarios. "No les vamos a dejar solos en esta lucha", señaló en medio de una ovación.

Rafael Correa también se refirió a las hipotecas. Calificó a la ley española de "inmoral y criminal" por el hecho de mantener la deuda después de devolver la vivienda al banco.

Pero, a su vez, felicitó al Gobierno español por "flexibilizar" esta norma, palabras que ocasionaron una pitada de los asistentes. Para los afectados, la reforma aprobada por el oficialista Partido Popular no cumple ninguna de sus exigencias y tampoco las del Tribunal Europeo de Justicia.

En este sentido, el Presidente ecuatoriano recalcó que se trata de una ley "de hace muchos años" y que "no son culpables ni el Partido Socialista ni el Partido Popular, sino el sistema" en su conjunto.

Por otro lado, el Presidente señaló que la migración ha supuesto una "gran tragedia" para el país, pues muchos niños han crecido sin sus padres y ha provocado fenómenos como el suicidio infantil. A su vez, agradeció a los migrantes el papel que han desempeñado en el desarrollo del país "porque gracias a ellos y a las remesas que enviaban, Ecuador se mantuvo hasta el 2006".

"Vengo a darles las gracias. En esta tierra que quiero tanto obtuvimos el 85% de los votos y los seis asambleístas de los migrantes", expresó el Jefe de Estado.

Finalmente, como ya es habitual, Correa y su comitiva - de siete ministros- subieron al escenario y micrófono en mano interpretaron varios pasillos para amenizar la noche donde miles de ecuatorianos corearon sus letras.

Al acto también asistieron representantes de los sindicatos españoles, Pedro Zerolo, secretario de movimientos sociales del PSOE (Partido Socialista) y eurodiputados.

Pero sin duda, los invitados estrella fueron Mohamed Aziz y su abogado, Dionisio Moreno, quienes plantaron cara a la ley hipotecaria en España. Gracias a ellos el Tribunal de Justicia Europeo la declaró abusiva y avaló frenar los desahucios que afectaban en gran número a la colonia ecuatoriana. "Estoy aquí porque he vivido lo mismo que viven mis hermanos ecuatorianos", dijo Mohamed en medio de los aplausos

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)