15 de December de 2012 00:01

Defensa de Galo Lara acusa a los jueces de prevaricato

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La defensa del asambleísta Galo Lara se jugó un nuevo as bajo la manga, en el juicio que se sigue en su contra por el caso Quinsaloma.

El legislador de Los Ríos planteó la recusación de los tres jueces de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) que tramitan el caso.

Su argumento fue que los magistrados incumplieron el artículo 108 del Código de la Democracia, que dispone la inmunidad para todos los candidatos a elección popular. Además, se cuestionó la convocatoria a audiencia para ayer, sin que antes se hayan pronunciado sobre ese artículo de la norma electoral.

“Eso demuestra una clara parcialidad de los jueces en contra de mi cliente”, cuestionó Juan Vizueta, abogado de Lara.

A pesar de este pedido de recusación, los jueces de la Corte, liderados por Merck Benavides, continuarán sustanciado el proceso judicial. Por ello, convocaron nuevamente a la diligencia de juzgamiento para el próximo lunes, a las 08:30.

Según el artículo 164 del Código Orgánico de la Función Judicial, la competencia de los jueces para seguir tramitando el caso queda suspendida “desde que se solicita la recusación hasta que se ejecutoríe la providencia que deniegue la recusación”.

Por ello, para Vizueta la diligencia de ayer fue ilegal y podría provocar que se inicie un juicio por presunto prevaricato en contra de los magistrados.

Pero para el fiscal general, Galo Chiriboga, este es un recurso que debe ser primero analizado antes de que entre en vigencia.

Esta es la segunda vez que se suspende la diligencia contra el legislador de Sociedad Patriótica. La primera fue porque ni Lara ni uno de los procesados (Juan R.) estuvieron en la audiencia.

En esta ocasión Lara nuevamente se ausentó, mientras que cuatro testigos de la Fiscalía no acudieron. “Desde el lunes pasado mantenemos a 48 testigos listos para declarar. Pero sigue dilatándose”, criticó Chiriboga.

Ángel Triviño, abogado de José V., uno de los detenidos, aseguró que la Fiscalía no permitió que se practiquen pruebas que podrían demostrar la inocencia de su cliente. Además, pidió que se realice la audiencia lo más pronto posible para que su defendido “pueda salir en libertad y se demuestre que es inocente”.

Una de las pruebas que no se ejecutaron fue el examen de ADN para determinar si José V. estuvo en el lugar del crimen, ocurrido en agosto pasado.

Entonces, una pareja y su pequeño hijo de tres años fueron asesinados, en el cantón Quinsaloma, provincia de Los Ríos.

Por este caso están detenidos tres hombres y Carolina L., pareja de Lara. El 23 de diciembre se cumple un año de la prisión preventiva para los hombres. Si hasta esa fecha no hay sentencia, ellos podrían salir de la cárcel hasta que se dicte el fallo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)