28 de January de 2011 00:00

El debate se polarizó en las audiencias

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

GUÍA: GUÍA: El ABC de la consulta de Rafael Correa

 

El secretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, escuchaba con tranquilidad las  críticas a la propuesta de consulta popular, solo algunos comentarios los  respondía con una sonrisa.

  

El funcionario llegó  a la Corte Constitucional a las 08:50 de ayer. Fue el primero que ingresó  a la sala de audiencias en el cuarto piso. “Vengo a escuchar los cuestionamientos, para  tener la oportunidad de tener una réplica”.

La semana pasada, la Corte Constitucional dividió en dos la propuesta de la Presidencia para analizarla. El juez Roberto Bhrunis está encargado de las cinco preguntas sobre la prohibición de la matanza de animales en espectáculos, del juego de azar...

Las interrogantes que pretenden una reforma constitucional son analizadas por Nina Pacari. Ambos convocaron ayer a  una audiencia pública a las personas o representantes de sectores que se encuentren a favor o en contra de la propuesta de consulta popular.

La cobertura de las audiencias en la Corte:

 

Audiencias en la Corte Constitucional sobre la consulta popular

Casi 50 personas se inscribieron. Por eso, Bhrunis tuvo que realizar su audiencia en el décimo piso y Pacari en el cuarto.

La audiencia de Pacari  concentró toda la atención del Gobierno. Mera solo estuvo en esa diligencia. A las 09:00 aseguró que espera que los jueces constitucionales tomen una decisión.

 

Diez minutos más tarde entró   Alberto Acosta, ex presidente de la Asamblea Constituyente y uno de los principales críticos de la propuesta del Ejecutivo, por su intención de reformar la Justicia y de cambiar las leyes. 

    

Mera y Acosta  debían esperar nueve  horas hasta que llegara su turno, pues estaba previsto que  con su participación se  cerrara la audiencia pública a las 18:00.

Hablaron solo una ocasión. Acosta se sentó a un costado de la sala y Mera en el otro extremo. Había tensión, incluso, Mera no contestó el saludo de Acosta, quien se quedó con una  mano extendida.  

El funcionario escuchó a opositores, ex aliados, indígenas, empresarios y catedráticos que pedían que se declare la inconstitucionalidad de la propuesta.  

 

Durante 15 minutos exactos   Delfín Tenesaca, dirigente indígena; Pablo Dávila, presidente de la Cámara de Industriales; Marcos Martínez, ex asambleísta de Montecristi; César Robalino, presidente de la Asociación de Bancos;  Benjamín Cevallos, presidente del Consejo de la Judicatura.... hablaron de las violaciones legales que tenía la propuesta.   

Tenesaca, Robalino y Cevallos  fueron  los  más críticos.   

Mientras que  Cevallos dijo que la Justicia del país estaba en peligro. “Está en sus manos que la Justicia sea libre”, recalcó.

 

Al mediodía, la audiencia  tuvo un receso. Se reinstaló en la tarde.

Las críticas siguieron; pero la más esperada fue  la de Acosta.  “Aquí no hay enmienda ni reforma sino una violación de la Constitución”.  Él está  contra  la reestructuración de  la Función Judicial. “En Montecristi se estableció  la independencia de funciones del Estado y un mecanismo para seleccionar a los jueces, con participación ciudadana”.

  

La intervención de Mera fue la más larga,  se tardó una hora. Dijo que  se escucharon más criterios políticos que jurídicos. Y tachó a quienes le precedieron en la palabra,  de tener escuetos argumentos constitucionales.

En la mesa estuvo junto a los ministros de la Política, Doris Soliz, y de Justicia, José Serrano.  Ambos llegaron pocos minutos antes de  la intervención de Mera. 

“Quiero decir que quienes no estén de acuerdo con las preguntas de la consulta, voten en contra de ella, si la Corte la aprueba”, así empezó su alocución.

Mera defendió   las cinco preguntas que se referían a las enmiendas constitucionales. Su argumento se basó en  tratados internacionales y en la  

Constitución. Su objetivo fue refutar los argumentos de casi 20 ciudadanos que aseguraron que la consulta es inconstitucional y que hay la intención de tomarse las cortes.

Para Mera  no habrá ningún cambio en las funciones del Estado y   se garantizará  su independencia. “Las funciones de la Judicatura no cambiarán, ninguna función del Estado cambiará”.

“Ha quedado demostrado que las cinco preguntas de referéndum  no implican violación  de derechos ni  cambios en los elementos constitutivos del Estado. A nombre del Presidente, pido que se dé el trámite al referéndum y se califiquen las preguntas”, dijo.

El presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano, Blasco Peñaherrera Solah, también acudió a  la Corte y entregó un escrito en el cual planteó que cualquier reforma a la Carta Magna se realice con base en un llamado a Asamblea Constituyente, de acuerdo con  la Constitución vigente.

En el piso 10

Las preguntas sobre la  prohibición de la matanza de animales en espectáculos y de los juegos de azar concentraron la atención en la audiencia convocado por el juez Roberto Bhrunis.

Grupos  de galleros  y de taurinos pidieron que no se califique esa pregunta, pues atenta contra sus libertades. Los organismos de defensa de animales solicitaron lo contrario. 

Grupos sociales  y simpatizantes de A.  País realizaron una movilización a la sede de la Corte Constitucional para presentar el apoyo a la consulta.

En ese lugar se encontraron  con  personas que pedían que las corridas de toros y las peleas de gallos no sea prohibidas. Hubo discusiones, pero no peleas.  

Miguel Palacios,  presidente de la Junta Cívica de Guayaquil, y Hernán Ulloa, presentaron una demanda contra la consulta.

“Este foro no es para decir si me gusta o no la consulta popular”.

Alexis Mera

“Aquí no hay enmienda ni reforma sino una violación constitucional”.

Alberto Acosta

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)