18 de December de 2011 00:03

Una ‘cortina de humo’ sobre el caso El Universo, según Correa

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Al asambleísta de Concertación, César Montúfar, le parece que el presidente Rafael Correa quiso “hacer pública la presión” a la Función Judicial. “Imaginaba que podía hacerla por abajo. Pero al parecer quiere mostrar que él reina y domina en ese espacio”.

Se refiere a la visita del asesor de Correa, Francisco Latorre, al fiscal del Guayas, Antonio Gagliardo, realizada el viernes. Un día después de que Montúfar le presentó una denuncia en contra de Gutemberg Vera, abogado del Ejecutivo, y Juan Paredes, juez temporal, quien dictó la primera sentencia en contra de El Universo.

Según el asambleísta, hay algunas infracciones de tipo penal que demostrarían que la “sentencia no fue elaborada por el juez que conoció la causa, sino que le fue entregada a él por el abogado defensor de Correa”.

“Me parece absurdo el gesto de buscar que todo el mundo sepa de la presión que hace a la Función Judicial. Es descarado”, dice Montúfar, quien también considera “una broma” la justificación que dio Latorre. Él indicó que fue a la oficina del Fiscal para conocer sobre la salud de su hermano, el legislador de Alianza País, Gastón Gagliardo, operado de la vesícula, hace unos días.

Joffre Campaña, defensor de diario El Universo, considera “inoportuna e inadecuada la visita de Francisco Latorre”. Sostiene que si quería saber de la salud de Gastón Gagliardo, lo lógico era que busque a su esposa. Pero “visitar a un Fiscal, en horas de oficina, y públicamente da que pensar... ‘Piensa mal y acertarás’”.

Sin embargo, Campaña dijo que conoce la trayectoria del Fiscal del Guayas. “Él sabrá enfrentar las presiones que lleguen”.

Para Alembert, hijo de Gutemberg Vera, todo es “una cortina de humo usada por quienes procesalmente no han sabido ganar nada”. Además, repitió que existe una campaña de EL COMERCIO, El Universo y Ecuavisa, por lo que ya han tomado acciones legales en contra de los medios de comunicación.

“Son cobardes infamias de sicarios intelectuales, que creen tener inmunidad para injuriar y calumniar”, sostuvo.

El presidente Correa también aseguró que se trataba de “una estrategia para desviar la atención”.

Ayer, durante el enlace sabatino, el Primer Mandatario, vía telefónica, le preguntó a su asesor Latorre, “¿para qué rayos fuiste a la Fiscalía del Guayas”.

Latorre respondió que en realidad fue a visitar a su hijo, que trabaja en el noveno piso de la Fiscalía. Pero antes pasó por el décimo, para preguntar por la salud de Gastón Gagliardo. Esto porque él no le había contestado el celular.

Gastón Gagliardo indicó a este medio que no suele contestar llamadas de números que no conoce. Y recordó que hace un par de meses le robaron su celular, por lo que perdió varios contactos.

Correa repitió que se trataba de otro escándalo de la prensa. Criticó el hecho de que los periódicos hayan publicado esa noticia en primera plana. Aseguró que eso era opinión y no información.

“Crean ficticiamente la versión de que mi asesor fue, preocupado porque van a descubrir la verdad”, afirmó el Presidente. También se quejó porque, según él, no se aclaró que Antonio Gagliardo no maneja el caso El Universo.

La Fiscalía del Guayas también maneja una indagación previa por prevaricato y falsedad ideológica en contra el juez Paredes, presentada por El Universo.

Rafael Correa acusó a la prensa de armar un escándalo y crear ficticiamente un caso. Negó que desde la Presidencia se presione a la Justicia.

César  Montúfar, asambleísta, cuestionó que Latorre  trate de presionar de algún modo al Fiscal del Guayas, a quien hizo una denuncia un día antes.

Francisco  Latorre, asesor del Primer Mandatario, afirmó que él y la Función Ejecutiva actuaban con independencia del sistema judicial. Negó suspicacias.

Alembert  Vera, uno de los abogados de R. Correa, aseguró que todo era “una cortina de humo”. Descalificó a César Montúfar y a defensores del  diario.

Las demandas

El presidente Rafael Correa   demandó por USD 80 millones a tres directivos de diario El Universo, entre ellos al editor de opinión, Emilio Palacio. La causa: el artículo ‘No más mentiras’, en el que Palacio sugiere que el Ejecutivo cometió un delito de lesa humanidad el 30-S.

La Segunda  Sala de lo Penal ratificó  la sentencia en primera instancia que condena a los directivos de diario  El Universo y a   Palacio a tres años de cárcel y a cancelar una indemnización de   USD 40 millones.

El Presidente  también mantiene una demanda por “daño moral”, en contra de los periodistas que escribieron el libro ‘El Gran Hermano, historia de una simulación’, por USD 10 millones.  Ellos y los directivos de El Universo acudieron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para denunciar sus casos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)