18 de August de 2010 00:00

La Corte Constitucional tiene en sus manos tres casos judiciales polémicos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Política

En la Corte Constitucional también se puede definir el futuro jurídico de los ex mandatarios Abdalá Bucaram y Alberto Dahik y del ex ministro, Jorge Gallardo. Los tres acudieron al organismo para que los procesos penales en su contra sean revisados. Bucaram y Dahik aspiran que los juicios penales que afrontan sean anulados; mientras que Gallardo pretende que las medidas cautelares que pesan en su contra (orden de prisión) sean revocadas. El caso de Dahik fue el primero que entró a la Corte Constitucional. La solicitud se presentó el 22 de julio del año pasado y hasta el momento no tiene una respuesta. El titular de la Corte Constitucional, Patricio Pazmiño, explicó que ese caso aún se encuentra en estudio en la Sala Segunda; que existen dos informes y falta otro. Luego, el Pleno de la Corte analizará el pedido y tomará una decisión definitiva (ver entrevista). Hace una semana, el presidente Rafael Correa solicitó a la Asamblea otorgar una amnistía al ex Vicepresidente para que se le libere del juicio por supuesta malversación de fondos públicos que pesa en su contra desde 1995. La Legislatura volverá a trabajar en septiembre cuando se termine su período de vacaciones y estudiará la propuesta del Presidente. Otro caso que se encuentra casi un año en la Corte Constitucional es el del ex ministro de Finanzas, Jorge Gallardo. Su pedido empezó a tramitarse en septiembre del 2009 y tampoco tiene una respuesta. Por ese motivo, Gallardo pidió a la Corte Constitucional que agilite su resolución. Gallardo regresó al país, desde los Estados Unidos, el 3 de agosto pasado. Desde ese día se encuentra detenido en la Cárcel Cuatro de Quito, para afrontar dos juicios por supuesto abuso de fondos públicos y enriquecimiento ilícito, cuando fue ministro de Finanzas del gobierno de Gustavo Noboa.Gallardo volvió para resolver su situación legal y pidió la revocatoria de la prisión. Esa solicitud fue negada, la semana pasada, por el presidente de la Primera Sala de lo Penal de la Corte Nacional de Justicia, Hernán Ulloa. En el 2003, Ulloa impulsó la demanda contra Gallardo como abogado del fallecido líder social cristiano, León Febres Cordero. Esa querella, en la cual también fue incluido Gustavo Noboa (quien recibió una amnistía por parte de la Asamblea de Montecristi) fue el génesis de los juicios que mantienen preso a Gallardo. Por eso, el ex Ministro dice que es víctima de una injusticia; mientras que Noboa ha denunciado una persecución política. El caso de Bucaram está en el Primera Sala de la Corte. Su hijo y asambleísta por el PRE, Abdalá Bucaram Pulley, se quejó de la lentitud en el trámite. “Sabemos que hay un informe del juez Alfonso Luz. Eso está guardado en el escritorio de Patricio Pazmiño y no deja que nadie lo toque”. El asambleísta dijo que irá a esa instancia para exigir celeridad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)