Correa acompaña a sus candidatos durante los recorridos por el país

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacciones Política y Esmeraldas

Esta semana, el presidente Rafael Correa festejó los siete años de su proyecto de la Revolución Ciudadana. Esta celebración coincidió con la segunda semana de una campaña electoral que se caracterizó por el apoyo público y el impulso electoral que el Primer Mandatario está dando a sus candidatos, a nivel nacional.

Al revisar la agenda del Presidente entre el martes 14 y el sábado 18 de enero, se evidencia que recorrió seis provincias: Esmeraldas, Pichincha, Sucumbíos, Orellana, Riobamba, Morona Santiago y tiene previsto visitar Guayas. Durante esos recorridos inauguró un aeropuerto en Esmeraldas y otro en Salinas, una comunidad del milenio en Pañacocha y un tramo de la carretera Riobamba-Macas. Costa, Oriente y Serranía, en una semana.

A comparación de la anterior semana cuando solicitó una licencia de tres días, en esta ocasión no fue necesaria y sus múltiples actividades las realizó con la envergadura de Primer Mandatario. Es decir, con movilización privada y el uso de automóviles, helicóptero y un avión, su seguridad personal y todas las comodidades a las que accede como Primer Mandatario. Sin embargo, uno de los capítulos que más llamo la atención fue el discurso político que reiteró el Presidente y el constante acompañamiento que tuvo con los candidatos oficialistas que competirán en la lid electoral de febrero.

Por ejemplo, durante la inauguración del aeropuerto Carlos Concha Torres (Esmeraldas) estuvo acompañado del candidato a la Alcaldía de Esmeraldas, Lenin Lara, y también de Iván Hurtado quien pelea por la Prefectura de esa provincia. Durante el discurso inaugural, Correa se refirió en nueve ocasiones a sus candidatos. Solicitó el apoyo de la gente para contar con cuadros propios pues es necesario "articular los proyectos de lo nacional a lo local". Aprovechó para criticar al MPD calificándolos de 'lanza piedras' y en este contexto atacó el trabajo de la actual Prefectura. No faltaron las banderas de Lara y Hurtado así como gritos de apoyo de los simpatizantes. Lo propio sucedió en Joya de los Sachas. Ahí, Telmo Ureña, quien va por la reelección de la mano del oficialismo, permaneció cerca del Presidente durante el recorrido por la ciudad, al tiempo que flameaba las banderas verdes con propaganda política del Burgomaestre. Durante el almuerzo con la comunidad, se sentó a su lado derecho. El Presidente reiteró la necesidad de articular los proyectos locales al plan del Gobierno y pidió apoyo para su candidato.

Esta actitud presidencial ha causado críticas de los sectores políticos de oposición. Para el legislador Luis Fernando Torres (Creo-Cambio-PSC) esto revela que en la práctica el Presidente no necesita tener una licencia para hacer campaña. "Cualquier apoyo a un candidato es parte de una campaña electoral". Él critica que durante las inauguraciones de obras, Correa se refiera a sus candidatos y recuerda la actitud del presidente Colombiano, Juan Manuel Santos, quien se negó a inaugurar el puente de Rumichaca porque estaba en campaña.

Desde el oficialismo se defiende la actitud de Correa. La legisladora María José Carrión asegura que la inauguración de obras no se debe a una coyuntura electoral, sino que forma parte del proyecto político programado. A esto añade que como autoridad trabaja más de las horas que debería al día por lo cual es viable el uso de una hora para impulsar sus candidatos.

La Corporación Participación Ciudadana mira con preocupación la doble calidad del presidente Rafael Correa: Jefe de Estado y jefe de campaña política. Su directora, Ruth Hidalgo, dijo que sería aconsejable que solicite una licencia para así dedicarse de lleno a la campaña. "Correa es el líder de un movimiento político y su sola presencia es un llamamiento al voto".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)