15 de January de 2011 00:00

Los contratos de La Luna incomodan a Velasco

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Paco Velasco ha sido un personaje polémico, como periodista y político. Desde su anterior trinchera, en radio La Luna, usó los micrófonos para fustigar a los gobiernos y políticos de turno.

En su papel de periodista, desde 1996, se hizo conocer por su estilo sarcástico y confrontador en sus noticieros, que ridiculizaban al gobierno de Abdalá Bucaram. Las canciones del noticiero fueron referentes y acompañaron las protestas que terminaron con su caída, en febrero de 1997.

Este estilo se mantuvo y se encendió en el 2005. Ese año, Velasco usó los micrófonos de La Luna para atizar la revuelta nocturna de ‘los forajidos’, que terminó con la caída del entonces presidente Lucio Gutiérrez.

Este hecho lo catapultó a escala nacional y lo puso en un plano político protagónico, pues era uno de los principales impulsadores de la Asamblea Constituyente. Uno de sus primeros objetivos fue apuntalar la campaña del entonces candidato presidencial, Rafael Correa. Y el medio para hacerlo fue su radio.

Velasco reconoce y se enorgullece de haber hecho un periodismo militante, pues cree que los anteriores “gobiernos sirvieron a grupos de poder”, como la banca, y que su misión era cuestionarlos, golpearlos. A pesar de que ahora como parte de este Gobierno, él cuestiona este tipo de “periodismo” y lo califica de “mediocre”.

Con la llegada de Correa a Carondelet, Velasco mantuvo un papel ambiguo de periodista y político. Por eso reconoce que no hubo una mayor transición.

Ocupó un sitio en el movimiento oficialista Alianza País. En el 2007 se postuló para asambleísta constituyente por Pichincha y obtuvo una importante votación, con la base de los ‘forajidos’.

Pese a que ejercía como asambleísta, no dejó de participar en su programa radial, vía telefónica. Desde Montecristi emitía programas y hacía entrevistas sobre distintos temas, siempre enmarcados en la defensa de la agenda oficial. En ese lapso Velasco siguió siendo accionista y fue el presidente de La Luna.

En diciembre del 2008, según Velasco, se desvinculó de la empresa. Pero documentos oficiales indican que seguía al frente de la radio. Lo cual fue corroborado por sus ex colaboradores.

En el 2009, nuevamente alcanzó una curul en la Asamblea, con Alianza País. Este se convertiría en su nueva vitrina de combate.

Entre el 2007 y el 2009, La Luna recibió contratos de publicidad de entidades públicas por más de USD 876 mil. Esto, a pesar de que la Constitución prohíbe a autoridades electas que tengan contratos con el Estado y peor aún que mantengan otra actividad por fuera de la Asamblea.

El asambleísta niega haber tenido alguna injerencia o haber recibido algún recurso proveniente de esa publicidad, pero documentos de la misma radio avalan su presencia en el medio.

Es más, en los registros de la Superintendencia de Compañías aparece que en julio del 2010, Ángel Astudillo, quien era el portero de la estación, fue nombrado presidente Radio Producciones La Luna Ravimus. Su antecesor fue Paco Velasco.

A partir del año pasado, Velasco tuvo algunos contratiempos y su imagen se empezó a desdibujar. El escenario: el fracaso del juicio político al fiscal general Washin gton Pesántez.

Por un lado, Velasco, con otros asambleístas, pugnaba por la salida del funcionario, que se vio envuelto en un escándalo cuando el vehículo que transportaba a su esposa atropelló a Natalia Emme.

Por otro, el presidente Correa manifestaba todo su respaldo y solidaridad a Pesántez. Esto fracturó a Alianza País, pero la tesis de Correa se impuso: Velasco y sus coidearios se quedaron sin piso, en medio de la confrontación.

Según ex colaboradores de La Luna, a partir de este hecho hubo un quiebre y la publicidad oficial dejó de llegar vertiginosamente. “Fue cuestión de supervivencia”, señaló Velasco, al justificar el fin de La Luna que se convirtió en una emisora deportiva.

A pesar de ello, en la Asamblea ha defendido la tesis del Gobierno en sus proyectos de ley. Un ejemplo de ello, es el Código de la Producción, cuestionado por los empresarios y productores.

Su última participación en la radio fue el 30 de septiembre pasado. Cuando un grupo de policías y militares se sublevaron y luego pusieron en peligro la vida del presidente Correa. Desde la calle enviaba reportes y entrevistaba a sus colegas asambleístas.

Semanas después, los entonces colaboradores de la emisora empezaron a escuchar los rumores de que la radio se volvería deportiva. La programación fue, poco a poco, desmantelándose. Y a fines de diciembre, el periodista deportivo Óscar Portilla tomó el control, luego de negociar con el gerente Ataúlfo Tobar y Velasco.

¿Quién es?

Paco Velasco es periodista. Desde 1997 se vinculó con radio La Luna y desde allí cuestionó a varios gobiernos. En el 2005 promovió la revuelta de los ‘forajidos’. Desde el 2007 se unió al movimiento Alianza País.

¿Qué hizo?

Fue asambleísta constituyente en el 2007. En 1997 fue uno de los fundadores de Radio Producciones La Luna. Documentos oficiales señalan que fue su Presidente hasta el 2010. Fue relevado por el portero.

¿Qué dijo?

Aseguró que se desvinculó de radio La Luna en diciembre del 2008, cuando ya era asambleísta constituyente. Además, aclaró que no tuvo injerencia en la entrega de USD 876 000 en contratos oficiales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)