16 de April de 2011 00:00

Las consecuencias del cese de los diálogos con EE.UU. son inciertas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La suspensión del mecanismo de Diálogo Bilateral entre Ecuador y Estados Unidos, creado en el 2008, deja abierta una serie de interrogantes sobre el futuro de la cooperación entre los dos países.

Según Manuel Chiriboga, ex jefe negociador del Tratado de Libre Comercio (TLC), la decisión de cortar el diálogo afectará directamente a dos áreas: la solución de conflictos en diferentes materias, como política y migración, y la posibilidad de negociar un acuerdo de comercio, que sustituya al TLC y que pudiera beneficiar al Ecuador.

Esta había sido una de las propuestas que el gobierno de Rafael Correa planteó a la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, en su visita a Quito en 2010. Reiteradamente se aclaró que se negociaría solo un convenio de Comercio para el Desarrollo.

Sin embargo, tras los ‘impasses’ entre los dos países, que se iniciaron la semana pasada con la expulsión de la embajadora de EE.UU. en Quito, Heather Hodges, esa posibilidad parece diluirse.

El portavoz del Departamento de Estado, Charles Luoma-Overstreet, anunció que esta suspensión de las conversaciones se tomaron por la “injustificada” declaración de ‘persona non grata’ que hizo el Gobierno ecuatoriano a la diplomática.

Sin embargo, el canciller Ricardo Patiño y el presidente Rafael Correa aseguraron que esto no afectará en nada al tema comercial ni la inversión estadounidense en distintos sectores.

Ayer Correa dijo: “No hay de qué preocuparse ni nada que temer. Los norteamericanos son bien pragmáticos y diferencian la parte diplomática de lo comercial, inversiones o turismo”.

A juicio de Patiño, “ellos se relacionan con nosotros porque les interesa la relación con Ecuador, no porque nos están haciendo favores. No somos mendigos, así como a nosotros también nos interesa una relación con ellos”.

Pero para analistas, estas posiciones demuestran la falta de claridad del Gobierno en materia exterior. Según el embajador y ex vicecanciller Marcelo Fernández de Córdova, Patiño ha actuado de forma errada en este ‘impasse’. Ecuador se está quedando aislado respecto a los tratados y convenios comerciales internacionales. La Cancillería está desarmada internamente, las funciones principales están en manos de políticos y por eso se dan las reacciones equivocadas”.

El ex ministro de Gobierno, Mauricio Gándara, señaló que el problema con EE.UU. deja una gran lección al Ecuador, sobre la necesidad de replantearse la permanencia en la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (Alba). En su criterio, en el concierto internacional se tienen recelos frente a las posiciones que ha tomado Ecuador a favor de Irán y de Libia, países que han sido cuestionados por sus prácticas y por violaciones a los DD.HH.

Por ello, Chiriboga cree que pasará un buen tiempo hasta que se pueda restablecer un clima de diálogo. Esto será, en su opinión, luego de la consulta popular, que ha hecho que el Gobierno busque darse un baño de popularidad, con el discurso de soberanía.

De otro lado, el ministro del Interior, Alfredo Vera, declaró ayer en Guayaquil que “no se van a perder (las relaciones entre Ecuador y Estados Unidos). Anteayer me he reunido con los personeros actuales de la Embajada norteamericana y me han ratificado su voluntad de seguir trabajando conjuntamente en la lucha contra el narcotráfico”.

Insistió en que los diálogos continúan y que el trabajo conjunto se basará en las nuevas condiciones que ha puesto el Gobierno de Ecuador: “Respeto a la soberanía y a la dignidad”. También dijo, según el diario digital del Régimen, que el Gobierno manda a la Policía y no ningún país extranjero, que es lo que estaba pasando.

Gallegos, de regreso a Ecuador

El ex embajador en Washington, Luis Gallegos, arribó ayer a las 22:00. Fue recibido por familiares y amigos en el arribo internacional del aeropuerto Mariscal Sucre. Esto, luego de que el Gobierno estadounidense lo declarara ‘persona non grata’ y pidiera su salida, en respuesta a la decisión de Ecuador de expulsar a la embajadora de ese país en Quito, Heather Hodges.

Se informó que el vicecanciller Kintto Lucas recibía a Gallegos.

El miércoles de la semana pasada, el secretario adjunto para el Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Arturo Valenzuela, le notificó la decisión, y el Gobierno ecuatoriano dijo que esta era una reacción normal y recíproca desde EE.UU.

Gallegos se reunirá el lunes con el canciller Ricardo Patiño, quien determinará su nueva función.

Antes de regresar, Gallegos agradeció a sus colaboradores e hizo un balance del trabajo realizado desde que asumió la Embajada en el 2005. “Han sido muchos los adversarios que hemos enfrentado y vencido en defensa de los intereses sagrados del pueblo ecuatoriano. Como he manifestado antes, en cada momento procuré servir a mí país hasta el máximo de mis capacidades”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)