19 de July de 2010 00:00

La Comisión acogió pocas sugerencias

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Política

En noviembre y diciembre del 2009, tres organismos internacionales prendieron sus alertas sobre Ecuador, tras conocerse los primeros borradores de la Ley de Comunicación que se adelantaban en la Comisión ocasional de la Asamblea Nacional.

Frank La Rue, relator de la Libertad de Opinión y Expresión de la ONU, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación (Unesco) y la OEA sugirieron reformas a los textos que estaban en discusión. La razón: varias atentaban contra la libertad de expresión.

La ex presidenta de la Comisión ocasional, Betty Carrillo (A.País), asegura que las críticas iniciales de estos organismos fueron hacia el primer proyecto que presentó Rolando Panchana (A. País). Y que a partir del primer borrador, ya no hubo más participación de estos entes. La legisladora considera que en el informe final sí se tomaron en cuenta las observaciones iniciales. 

Siete temas sensibles que  los organismos internacionales señalaron  en sus reportes de noviembre y diciembre

El  Consejo

OEA:  la conformación del Consejo no reuniría las garantías suficientes de autonomía, independencia e imparcialidad.

Unesco: la integración del Consejo debe tener autonomía administrativa y financiera. Debe mencionarse expresamente su independencia política y jerárquica del Gobierno  para garantizar su independencia.

ONU:    debe existir una autoridad nacional de telecomunicaciones independiente de los poderes del Estado.

El proyecto de ley  disponía en un inicio que  el Consejo quedara  integrado  (entre otros) por tres miembros  postulados por el Presidente. Ahora son dos. No se garantiza su independencia política.

NO acogió

Censura previa

OEA:   la Convención Interamericana sobre DD.HH. dice que el ejercicio del derecho a la libertad de expresión no puede estar sujeto a previa censura sino a responsabilidades ulteriores.

Unesco:  las disposiciones que señalan que la información debe ser veraz, verificada y contextualizada, por ser obligaciones que serán controladas y sancionadas por una autoridad con influencia estatal, afectan la libertad de expresión.

ONU: se  debe mantener la no censura en la ley, la responsabilidad ulterior es una censura velada.

El proyecto de ley   (art.9) exige    información veraz, verificada, oportuna, contextualizada, plural… y sin ningún tipo de censura previa.

NO acogió

Reserva de la  fuente

OEA:  en su informe advierte que la reserva de la fuente no es solo un derecho del comunicador, sino una garantía institucional a la confianza que la fuente deposita en su interlocutor.

ONU:    los periodistas deben tener libertad para acceder a noticias, para mantener sus fuentes en reserva y  para dar sus opiniones y análisis.

El proyecto de ley (art. 16)  advierte que los  comunicadores tienen derecho a guardar reserva de sus fuentes y al secreto profesional…, salvo las excepciones de la Constitución y los instrumentos internacionales. En el proyecto legal no se especifica las excepciones. No están claros los límites.

SÍ parcialmente

Frecuencias

Unesco: su informe     recomienda la distribución de frecuencias para evitar la concentración de los medios.

ONU:    sus planteamientos   insisten  en que  debe existir un manejo adecuado de frecuencias y evitar los monopolios.

 

El proyecto  de ley    señala que  la pluralidad y la diversidad de la comunicación se desarrollarán mediante normas y políticas públicas que permitan  el acceso transparente y en igualdad de condiciones al uso de las frecuencias; la prohibición de monopolios... y de la concentración de los medios. Analistas, como Juan Carlos Solines, aseguran que  el  modelo de reparto de frecuencias en esta ley  no es técnico.

SÍ parcialmente

Titulación

OEA:  advierte    que el derecho a la libertad de expresión no puede ser  limitado bajo ninguna norma.

Unesco:  hay que  eliminar todos los artículos sobre la profesionalización ya que viola tres instrumentos internacionales, pero que se mantengan los que tienen que ver con la capacitación de los periodistas.

ONU:   apoya los cursos de capacitación y técnica para elevar el nivel.

El proyecto de Ley de Comunicación   (art. 18)introduce la titulación obligatoria para casi todos los cargos de ejercicio periodístico, en medios escritos, de radio y televisión,  con excepción del director. Se abre un plazo de cinco años para la titulación.

NO acogió

Sanciones

OEA:  el  ordenar el cierre de un medio por el simple ejercicio abusivo de la libertad de expresión es una decisión extremadamente drástica.

Unesco:   considera especialmente sensible que se sancione a periodistas o medios solo porque la información no es considerada veraz por el Consejo de Comunicación, creado en la ley.

 

El proyecto de ley   define dos tipos de sanciones: amonestaciones escritas y multas de hasta el 10% de la facturación promedio en tres meses, por reincidencia o  incumplimiento. No establece el cierre de medios, aunque las multas económicas  sí  pueden afectar la estabilidad financiera de los medios, sobre todo los pequeños.

NO acogió

Contenidos

 

OEA:   no debe haber control de contenidos ya que esta disposición establece un alto riesgo de incidencia del Estado. 

Unesco:  no admite condicionamientos previos al ejercicio de la libertad de expresión como “verificación y contextualización”.

ONU:    el Estado solo regula el acceso a los medios… pero el contenido no, aunque sean sus críticos.

En el proyecto de ley  (art. 36) el Consejo  podrá monitorear técnicamente la programación de radio y TV para determinar  la clasificación de contenidos. El art. 9 condiciona a la información, que estará bajo la vigilancia del Consejo, con capacidad  sancionadora.

SÍ parcialmente

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)