20 de April de 2013 00:03

Una colonia golpeada por la crisis espera las respuestas del Presidente

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Autobuses hasta Valencia, promoción en radio y en redes sociales, carteles, hojas volantes, mensajes de texto... De todo utilizó el Gobierno para anunciar la visita del presidente Rafael Correa a España para agradecer a los ecuatorianos el apoyo recibido en las elecciones del 17 de febrero, que en la Península superó el 85%.

Pero este viaje, más que un motivo de celebración, fue visto como una oportunidad para que el Gobierno se empapara de la difícil situación por la que atraviesan los compatriotas, de la crisis española.

Correa estuvo ayer en el Palacio de Vistalegre, en Madrid, y hoy realiza su sabatina en Valencia.

La movilización organizada por la Embajada ecuatoriana en España, la Secretaría Nacional del Migrante (Senami), y los consulados, así como por las bases de Alianza País fue activa y logró la respuesta de numerosas asociaciones.

Juan Carlos Lucero, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Ecuatorianos en España (Fenadee) confirmó el viaje a Valencia "por su cuenta". La Fenadee carece de recursos, pero "la gente siente cariño por el Presidente y va de forma voluntaria".

Este dirigente siente que falta un espacio en el que los ecuatorianos transmitan directamente al Presidente su difícil situación. En su opinión, la Senami "debe ajustarse a las nuevas condiciones de los ecuatorianos con esta crisis".

A pesar de que Valencia queda cerca de Murcia, donde vive una amplia colonia ecuatoriana, la movilización es más complicada, pues muchos de ellos trabajan en el campo, donde el sábado es un día laborable como los demás.

La cónsul en esa ciudad, Cecilia Enrique, aclaró que su oficina no costeó ningún viaje a Valencia. "No tenemos rubros asignados para este tipo de eventos", explica. Son las asociaciones las que gestionan por su cuenta su traslado.

Sin embargo, la Inti Raymi de Lorca, según su presidente Luis Ochoa, consiguió un autobús para 40 personas proporcionado por ese consulado para ir a Valencia. "La Cónsul (Enrique) nos ha pedido que vayamos y nosotros lo hacemos voluntariamente. Ella nos costea el vehículo porque no podemos hacerlo". El dirigente destaca la labor de esa oficina con la comunidad ecuatoriana.

"Quiero escuchar al Presidente", dice este jubilado que trabajó 12 años en el campo murciano. "Le pediría a él y a la Senami hacer un estudio sobre la realidad de los ecuatorianos en esa región. La situación es grave en los cultivos, se trabaja 14 horas por el mismo sueldo, hay maltrato y tenemos varios casos de enfermos de cáncer por los químicos", denuncia.

Dada la crisis, Ochoa asegura que la mayoría de sus compatriotas quiere regresar, pero que no tienen "ni para el pasaje". Si el Gobierno les facilitara el desplazamiento "se irían mañana mismo".

La Asociación Rafael Correa Nuevo Amanecer también recibió ayuda para viajar a Murcia. "Alianza País contrató un bus y a mí me ha dado dos plazas", dice su secretaria Sonia Urgilés Jumbo.

Para su organización, la cual pertenece al Plan Tierras, un programa de retorno en el área agrícola, habría sido imposible costear los 1 200 euros del alquiler del vehículo. Con ella viajarán miembros de otras asociaciones inscritas en el plan. "La representante de la Senami nos dijo que es bueno que vayamos para sumar gente". El refrigerio lo pagará cada uno.

Según César Santillán, de Alianza País Murcia, unas 200 personas de varias asociaciones viajaron hasta Valencia "en cinco buses".

La invitación al enlace se realizó por mensajes vía celular, en las redes sociales, cartelería en el metro y anuncios en radio. Allí residen unos 16 000 compatriotas y en toda la Comunidad, 60 000.

Para Raúl Jiménez, representante de Alianza País en Europa, el apoyo de las asociaciones radica en la "posibilidad de involucrarse políticamente".

Los miembros de las asociaciones operan a través de los comités de la revolución ciudadana y pueden ser parte de las directivas de Alianza País y postularse en futuras candidaturas. Según Jiménez, les une "una postura ideológica con el proyecto político".


No todo es respaldo
En Madrid, numerosos ciudadanos recibieron la noticia de la visita vía mensaje de celular, como el quiteño Gonzalo Lozada y su esposa. Ella está registrada en la Senami. "No creo que vaya a verle porque no ha hecho nada por los inmigrantes. La atención de la Senami hasta hace poco era de pena".

Ante esta queja está la respuesta de la funcionaria Irene Ferruzola. "Por supuesto que la Secretaría tiene que informar a los compatriotas que llega el Presidente, porque él trata de incluir a los ciudadanos en toda la estructura del Estado".

Pero Aída Quinatoa opina distinto. Ella es la vocera de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas. "La invitación dice claramente que (Correa) viene a agradecer a los que votaron por él. Lo que queremos es que nos escuche, que sepa la dramática situación que viven miles de familias. Le hemos enviado tres cartas, la primera en 2008, y nunca ha respondido".

La Plataforma solicitó a la Embajada una audiencia con el Presidente. Pero "no nos ha respondido, solo me piden el número de personas que iremos a Vistalegre. Para ellos somos números".

El ex candidato a asambleísta por el PSC, Pedro Duart, cuestiona que se gaste "dinero público" en estos eventos cuando se podría destinarlo "a resolver situaciones inherentes al drama hipotecario".

El costo del alquiler del Palacio de Vistalegre en Madrid-advierte- "rodea los 30 000 euros, a los que hay que sumar seguros, guardianía y artistas". Este Diario no obtuvo respuesta de esta entidad.

Pero el consejero de la Embajada, Germán Espinoza, confirma que Correa está acompañado de varios ministros, entre ellos el de Relaciones Laborales, Francisco Vacas. Él firmará un convenio con la Senami, para que los emigrantes puedan acceder a la red de empleo con el fin de postular a vacantes públicas y privadas disponibles en el Ecuador.


Las reacciones

Tras la intervención  del presidente Correa ayer, varios ecuatorianos sintieron cierto alivio por un drama común en sus familias: que el Estado ecuatoriano no cobre las deudas que quedan por las hipotecas impagas en España, por la crisis.

Gladys Ushiña, además, destaca los planes de retorno para los profesionales de la Salud que planteó el presidente Correa en su paso por la ciudad de Madrid.

El enlace de hoy es en Valencia, en el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, cuyo aforo es para 3 000 personas. El enlace es a las 17:00 (10:00 de Ecuador).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)