5 de February de 2013 00:01

Los claroscuros de los asambleístas que buscan la reelección de febrero

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Vanessa Fajardo / Alianza País
Su punto más alto.  Esta legisladora oficialista cumple con casi todo lo que le pide la coordinación política de su bloque. Se considera una disciplinada y orgánica militante. La única vez que no los apoyó fue en julio del 2011 cuando se resistió a votar a favor de que Saruka Rodríguez (ex PRE) fuera elegida vicepresidenta de la mesa de Desarrollo Económico. Fajardo creía tener más derecho a ocupar ese lugar y no alguien de un partido que no los ha respaldado consistentemente.

Su punto más bajo.  Es una de las más jóvenes asambleístas de Alianza País, tiene 29 años. Pero en las pocas oportunidades que ha pedido la palabra en el Pleno ha leído sus discursos. En una ocasión, por ejemplo, leyó un texto sobre las personas con discapacidad, a propósito de esa ley. Y en otra la historia de San José de Ancón, tras pedir que esa localidad fuese declarada parroquia patrimonial del Ecuador. Por tanto, no es una legisladora que ejerce influencia en el hemiciclo.

Tito Nilton Mendoza Sociedad Patriótica
Su punto más alto.  Como ex diputado socialcristiano en varios períodos, él ha sido uno de los más ‘cancheros’ a la hora de intervenir en el Pleno. Sus argumentos son escuchados y valorados por sus conocimientos jurídicos y en la Ley Legislativa. Decidió respaldar a su compañero Vicente Taiano, ex jefe de bloque del Prian, y abandonó esta tienda política, cuando sus diferencias con Álvaro Noboa generaron un cisma dentro del ya debilitado partido del empresario. Tito Nilton Mendoza está ahora con Sociedad Patriótica.

Su punto más bajo.  Uno de los momentos más difíciles y polémicos que ha enfrentado este legislador que representa a Manabí ocurrió en la sesión de mayo del 2012. En la nómina de nueve candidatos a jueces de la Corte Constitucional, que presentó Alianza País, constaba Tito Libio Mendoza, hermano del legislador. Por este lazo familiar, el legislador, dejando de lado su condición de oposición, terminó votando en blanco por esa nómina, favoreciendo al oficialismo.


Armando Aguilar / Alianza País
Su punto más alto.  Este asambleísta, representante de Sucumbíos, ha participado en 62 ocasiones ante el Pleno de la Asamblea. En la mayoría de esos discursos, el legislador ha evitado polemizar con la oposición, algo que no es común dentro del bloque oficialista en la Asamblea. Logró colocarse en una comisión movida, que atrae la atención de jubilados y gremios como es la de Derechos de los Trabajadores y la Seguridad Social. Desde allí se ha proyectado como político, al punto de insistir en su reelección.

Su punto más bajo.  Es un hombre que cumple con su papel de legislador disciplinado de la bancada oficialista. Es de los que más asiste a las sesiones internas del bloque de Alianza País. Vota como decide la coordinación política en cada una de las leyes que se ha trazado en estos cuatro años. Pero este docente no ha conseguido destacarse del resto de sus compañeros, quienes no han visto en él la necesidad de proyectarlo como una figura de fuerza para el futuro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)