13 de August de 2010 00:00

Caso Dahik: la Asamblea espera que Correa dé el siguiente paso

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Política

Si de parte del presidente Rafael Correa hay un verdadero interés por impulsar la amnistía para el ex vicepresidente Alberto Dahik (1992-1995), será un caso de difícil pelea en la Asamblea.

No solo porque el numeral 13 del artículo 120 de la Constitución, al aclarar que ni la amnistía ni el indulto proceden para delitos en contra de la administración pública..., pone al caso Dahik en el centro de una acalorada discusión de tipo jurídico.

La principal dificultad en el camino será reunir los 83 votos necesarios del hemiciclo legislativo para un dictamen como este. Y como los votos dentro de Alianza País (54 sillas) no están del todo garantizados, el lobby político del equipo presidencial tendría que empezar por casa.

La bancada oficialista no ha analizado a profundidad el alcance de la propuesta de Correa. Ángel Vilema, por lo tanto, asegura que fue a título personal, y no de bloque, el pedido de información que su coideario Rolando Panchana hizo sobre el trabajo de la Constituyente de Montecristi ante la solicitud inicial de amnistía formulada por el propio Dahik.

La idea es que Alianza País comience a trabajar de manera oficial en el tema, una vez que se produzca una nueva señal en firme desde el Ejecutivo, sobre este caso. Solo así, el pedido irá a la Comisión de Justicia presidida por María Paula Romo, cuyos reparos a las amnistías para casos vinculados a supuestos delitos en contra de la administración pública fueron públicos desde la época de la Constituyente de Montecristi.

La oposición asegura que el desconcierto dentro del bloque de la 35 es real. Andrés Páez de la ID, dice que vio al presidente Fernando Cordero “tartamudear” cuando escuchó a Correa. Y no es que hay falta de comunicación con el bloque, sino que estima que la idea de amnistiar a Dahik nunca provino de la bancada oficialista ni tampoco del buró de Alianza País. “Para mí que pudo salir desde Carondelet, desde el llamado círculo rosa”.

Aún es temprano para sacar conclusiones, pero Páez recuerda que Freddy Bravo, hombre cercano y leal a Dahik, tiene un juicio contra Fabricio Correa. El hermano del Presidente es el principal cotradictor de ese círculo cercano que rodea al Mandatario.

¿Qué gana Correa con la amnistía de un hombre ideológicamente opuesto a su proyecto económico? Galo Lara, del PSP (17 curules), no ha podido descifrarlo.

“Puede ser una simple cortina de humo”, sin desconocer que las palabras del Presidente pusieron a armar escenarios a las diferentes bancadas.

Del caso Dahik no solo se comenta en la televisión o casa adentro del Ejecutivo. El partido del ex presidente Lucio Gutiérrez se va a reunir luego del receso legislativo y tocará el proyecto de la amnistía como primer punto.

Lara está consciente de que este tema es sensible para su partido. Gutiérrez fue amnistiado por el Congreso en junio del 2000, por su participación en el golpe contra Jamil Mahuad. Además los votos de sus diputados permitieron que el Congreso tumbara a la Corte Suprema de Justicia en el 2005 y conformara la de facto, que anuló los juicios contra Dahik y los ex presidentes Abdalá Bucaram Ortiz y Gustavo Noboa .

La tesis de que la amnistía a Dahik es una antesala para el regreso de Bucaram también se ha comentado en la Asamblea. Páez aclara que en una legislación donde ha vuelto a imperar el poder de las minorías, las tres sillas del PRE pueden ser valiosas para el oficialismo, que ha comenzado a destrabar las leyes voto por voto.

“Esas son las consecuencias que tiene que pagar un Presidente que se ha negado a liderar verdaderos acuerdos programáticos”.

Las primeras reacciones del asambleísta Abdalá Bucaram Pulley parecieran demostrar que no hay pactos con el Ejecutivo. Por eso advirtió ayer, en la cadena Ecuavisa, de que ninguna amnistía pasará en el Pleno si no se incluye también la de su padre.

El hijo de Bucaram dice que la Asamblea no ha sido el centro de su estrategia. Cree que Ruptura de los 25, dentro de Alianza País, no aceptaría fácilmente estos pedidos por el temor que tiene a que vuelva su progenitor.

Lo que el ex Vicepresidente dijo a EL COMERCIO

“El Presidente, en la Asamblea de Montecristi, habló de comenzar con la reconciliación ”. Este pedido es coherente”

“Mi hermano Álvaro tiene una vieja amistad con el Presidente. Él está en Canadá y no se ha contactado con el Gobierno”

“El proceso en la Corte Constitucional puede seguir su curso. La amnistía es facultativa de otra función

delEstado”

“A la Asamblea de Montecristi le pedí amnistía. En los informes se reconoció que en mi caso se violaron varios procesos”

“Ecuador sufrió un largo período de persecuciones, gestado por una misma fuerza política, por una

misma persona”

“Confío en que la Asamblea acogerá el llamado del Presidente, analizará las cosas en derecho y no en

forma partidista”

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)