31 de October de 2012 00:01

En casas de los políticos también existen oficialistas y opositores

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En Venezuela, Hermán Escarrá develó un pacto de no confrontación que había hecho con su fallecido hermano Carlos, en enero.

Ambos fueron abogados y parlamentarios, el primero de oposición y el segundo, funcionario del régimen de Hugo Chávez. Pelearon en debates televisivos, entre otros escenarios públicos.

Lo hizo en sus palabras de despedida, en el funeral, en donde leyó un poema de un preso del franquismo español. “Triste es luchar en la misma casa, romper la mesa donde el pan se come, vivir entre paredes enfrentados, tercamente en un mismo territorio... Pero más triste es ser ciego y sordo...”.

En Ecuador, también hay hermanos distanciados en cuanto a la opción política. Pero que aseguran mantener buenas relaciones.

Uno de ellos es el catedrático de la Flacso, Teodoro Bustamante, vinculado a Concertación, movimiento del legislador de oposición, César Montúfar. Su hermano es el también asambleísta Fernando Bustamante, una de las voces más respetadas en el bloque de Alianza País.

Son nueve hijos, Teodoro es el tercero y Fernando es el mayor. Ambos son los únicos con una posición política definida.

Esta familia se reúne seguido, para celebrar, por ejemplo, los cumpleaños de la madre, de cada uno y sus cónyuges, etc.

Otros hermanos trabajan en el Gobierno o en aspectos que tienen que ver con políticas públicas, como educación y minería.

Por ello, según Teodoro, en su casa se habla mucho de temas políticos, pero ni él ni Fernando son quienes más intervienen en esos debates. Sí lo hacen cuando se tratan temas no coyunturales, de corte histórico o internacional.

Aunque Teodoro no oculta que en su familia bromean con ciertos temas. “Le digo ‘a ver necesito plata. Voy a Cofiec, por favor ayúdame, necesito una palanquita, tú has de tener…’. Cosas por el estilo. Él me dice que estamos compitiendo con los banqueros en torno a corrupción”. Su madre les pide no hacer tantas críticas en ese tono porque las bromas tienen bordes, que ellos no sobrepasan.

Él cree que en el país se vive cierta polarización. Pero no como la de Chile de Allende o Pinochet o la España de Franco.

Iván Carvajal, catedrático e investigador de la U. Católica de Quito, es el hermano de Miguel, ministro de Defensa.

Son cinco hermanos, Iván es el mayor, de 64 años, y el funcionario es el quinto, tiene 52. Según Iván se ven a menudo y tienen una muy cercana relación. Pero evitan hablar de temas políticos y coyunturales. Aunque cada uno conoce sus posiciones públicas.

“Soy muy cuidadoso y no hablo del tema en presencia de mi hermano. Es un hombre muy capaz y merece estar en un cargo público. Entre los dos hay una profunda diferencia de concepciones. Soy de izquierda y siempre pensé que el señor Rafael Correa no lo era, pero eso nunca ha causado fricciones familiares”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)