29 de June de 2010 00:00

Los campesinos, afectados por la suspensión de las obras de Cosurca

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Unidad de Investigación

En Loja, la paralización de las obras que ejecutaba Cosurca dejó una secuela de afectaciones, sobre todo entre los habitantes.

En esta provincia, la constructora, propiedad de la firma panameña International Energy Overseas Corporation, de Fabricio Correa, trabajaba en tres proyectos: la rehabilitación de las vía Alamor-Lalamor y El Empalme-Celica, y el sifón Limones para el canal de riego Zapotillo. La construcción de las dos primeras obras se suspendió desde el año pasado, mientras los trabajos en el sifón continúan, a cargo de la firma Cosurca (ver recuadro).

Los más afectados por la suspensión son centenares de habitantes de las comunidades Y de Alamor, Chaquinal, 12 de Diciembre, Gramadales, Tabacales, Paparango y Pindal. Eliécer Valencia, de la Junta Parroquial de Chaquinal, ve lejana la posibilidad de que mejore el acceso de 1 400 m, desde la vía principal (Alamor-Lalamor) a su poblado.

La construcción de ese acceso también era prioritario para 500 familias de Pindal, que se dedican a la producción de maíz. En el cantón hay 12 000 hectáreas dedicadas al cultivo. La vía, una vez terminada, facilitaría el traslado de la producción hacia la costa. Ese camino conecta Alamor (Loja) con Arenillas (El Oro).

En la comunidad Huasimal, de Pindal, Gálvez espera cosechar 100 quintales del grano. La tarea empezó la semana pasada. A lomo de mula, cada día lleva hacia su vivienda, en El Cabuyo, de dos a cuatro costales de maíz.

Por la distancia (6 Km) realiza un solo viaje, que le toma una hora por la carretera polvorienta Alamor-Lalamor. “Cuando empezaron la reconstrucción de esta vía esperaba que pronto tendríamos más transporte y a bajo costo”, dice Gálvez. Este agricultor paga USD 10 para fletar una camioneta y sacar su producto. “Ese costo significa la comida de varios días... De la venta del maíz me quedan unos USD 600 libres para todo el año”.

En ese acceso que dejó de construir Cosurca, las camionetas y rancheras aparecen una vez cada hora en busca de pasajeros. El pasaje cuesta USD 0,25 por persona; pero durante el invierno, debido a los daños, la tarifa se duplica.

Afectaciones económicas

El Alcalde de Zapotillo, Ramiro Valdivieso, dice que mucha gente fue perjudicada por deudas. “Al menos 20 personas han acudido al Municipio en busca de apoyo. Hemos pedido al Gerente de la empresa que cancele esos haberes y ha ofrecido pagar a todos”.

Dalton Granda laboró en la compañía desde el 26 de diciembre del 2008 hasta el 7 de septiembre del 2009. Se desempeñó como jefe de trabajo del tramo 3 (Zapotillo-Lalamor). Hasta el 22 de agosto cobró su salario de USD 600 cumplidamente; pero desde esa fecha hasta el 7 de septiembre no le pagaron; tampoco recibió una liquidación. Granda espera ese pago para financiar su granja agrícola, cuya construcción postergó precisamente por trabajar en Cosurca y así capitalizar un fondo para esa inversión. Pensé que tendría un trabajo estable durante dos años en la empresa”.

María Celi también reclama por una deuda de 14 000 a Cosurca. Su esposo aspira que pronto se cumpla el pago. “Hemos quedado en que nos van a pagar”, dijo. Para esta familia, esa plata les permitirá cubrir un crédito de USD 10 000 del Banco Nacional de Fomento (BNF), cuyo plazo venció hace un mes.

En esa misma zona, ubicada al occidente de Loja, cercana a la frontera con Perú, la vía El Empalme-Celica-Alamor también quedó inconclusa.

Este tramo, de 50,6 Km, que une a Puyango, Pindal y Celica fue contratado el 18 de febrero del año pasado, por USD 11,5 millones. Luego de que, el 3 de septiembre pasado, se declaró la terminación unilateral del contrato, el avance de la obra solamente llegó al 17 por ciento.

En la actualidad, en esa vía el Cuerpo de Ingenieros del Ejército (CEE) ubicó maquinaria con la cual realiza mantenimiento rutinario, mientras se espera la firma del contrato con el MTOP.

Según Piedra, “la liquidación de esos trabajos con Cosurca ya está realizada. Por el momento están en revisión los estudios para la contratación con el Cuerpo de Ingenieros del Ejército.

Las garantías están en disputa

La ejecución de las garantías entregadas por Cosurca al MTOP aún es un tema en disputa. Según el abogado de la empresa en Loja, Galo Ortega, el Estado no puede ejecutar esas garantías mientras no concluyan los juicios y tampoco puede volver a contratar las obras. “No hay norma que prohíba volver a contratar, pero por lógica hay que esperar los resultados de los procesos, de lo contrario el estado tendría que responder por perjuicios a dos empresas (Cosurca y la nueva contratista).

Ayer, en Catamayo (Loja), la ministra María de los Ángeles Duarte dijo que esas garantías están peleándose legalmente y que hasta la fecha nada ha ganado todavía Cosurca.

“Algunas garantías de Cosurca se han podido ejecutar, no tengo en mente cuáles, pero en algunos casos son de los anticipos y en otros los de la obra. El que no podamos ejecutar las garantías no significa que no vamos a ganarle a la empresa. Tenemos que seguir peleando por sus bienes, sus acciones, por lo que sea. Hay que recuperar los recursos del Estado…”.

 Un contrato sigue en ejecución

Una obra que inexplicablemente no paralizó Cosurca en Loja es la construcción del Sifón de Limones, para el canal de riego de Zapotillo. Fue contratada por el desaparecido Programa Regional para el Desarrollo del Sur (Predesur) por USD 6,5 millones.

El 28 de diciembre del 2008, Cosurca recibió un anticipo de USD 5,2 millones y empezó los trabajos el 2 de febrero debido a retrasos por rediseños. Predesur fiscalizó la obra entre febrero y octubre del 2009.

El 2 de noviembre de ese mismo año se suscribió el convenio de subrogación del contrato y se hizo cargo el Instituto Nacional de Riego (INAR).

Para los trabajos se dio un plazo de 240 días, pero hubo tres ampliaciones de 165 días en total. Según el fiscalizador Lucio Romero, está en marcha la colocación de 170 m de tubería bajo el río Alamor. La obra total está compuesta por 2,46 Km de tubería doble y 27,87 Km de redes secundarias. Según Romero, esta obra no fue paralizada porque no hubo ninguna disposición del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca.

MAÑANA

¿Qué pasó con los procesos contra el Estado?

La serie de juicios impulsados por los dueños de las firmas avanzan en los tribunales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)