31 de March de 2011 00:00

Autos oficiales se utilizan en campaña

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Los alcaldes de Bolívar, Montúfar, Huaca y Tulcán, provincia del Carchi, y de Pimampiro, en Imbabura, cumplieron con exactitud la disposición de la Presidencia de la República. Se solicitó que coordinaran la gira de Rafael Correa y sin contratiempos.

La visita arrancó la tarde del lunes último. Antes, el Mandatario recibió en Carondelet a aproximadamente 80 prefectos, burgomaestres y miembros de las juntas parroquiales del país, quienes fueron elegidos por Alianza País. El encuentro fue para coordinar la campaña para apoyar el sí en la consulta de mayo próximo.José Daza, alcalde de Pimampiro, dijo que en esa comida Correa anunció que iría a los cinco cantones de la Sierra Norte. Entonces, sus alcaldes iniciaron los preparativos la visita del Mandatario.

Daza llamó por teléfono a sus subalternos del Municipio y les ordenó que prepararan el coliseo cantonal, para recibir a Correa.

Reynaldo Daza, director administrativo del Cabildo, recuerda que 120 empleados municipales arreglaron el escenario. Barrieron, armaron la tarima y colocaron las banderas de Alianza País.

En la mañana, la comitiva presidencial estuvo en Bolívar, Montúfar, Huaca y Tulcán. En esos lugares la vigilancia militar y policial fue minuciosa, para evitar cualquier molestia al Mandatario. Mientras que en la tarde iniciaría su periplo por Imbabura.

A las 17:00, el Coliseo de Pimampiro estaba arreglado para la llegada del Mandatario. Unos minutos antes se formó una larga fila de autos del Gobierno Provincial, del Ministerio de Inclusión Económica y Social, del Ministerio de la Vivienda, del Municipio de Cotacachi, del Municipio de Ibarra, del Cuerpo de Bomberos... que llegaron con funcionarios públicos locales, quienes también querían apoyar a Rafael Correa.

En la organización también se puso énfasis en la vigilancia. La tarea estuvo a cargo de militares del Grupo de Caballería Yaguachi, de la Policía y del equipo de Seguridad Presidencial. El control fue minucioso, ni los músicos de la banda San Pedro de Pimampiro se salvaron de ser revisados.

En la puerta se apostaron miembros del equipo de Seguridad de la Presidencia. Ellos leían cada cartel que llevaban los asistentes. No se permitía el ingreso de anuncios que sean contrarios al sí en la consulta. Correa llegó a las 18:20. “Soy el primer Presidente que llega a Pimampiro”, dijo sonriente. La gente lo aplaudió, aunque eso no era verdad. Lucio Gutiérrez visitó esa ciudad cuando fue presidente de la República. Eso lo recordó el ex alcalde de la ciudad Iván Paredes.

“Vengo con todo mi derecho, como Jefe de Estado, para presentar nuestra propuesta por el sí. Y vengo como Presidente que requiere seguridad, que requiere venir en un carro de Estado...”, dijo.

El Mandatario dijo que no existe un mal uso de los recursos estatales para la campaña, como lo denunciaron Marcia Caicedo, vocal del Consejo Electoral y miembros de la oposición (ver compartida).

¿Quieren que venga en bicicleta o qué? Y comenzó con su discurso. “Tenemos que votar sí por el futuro del país, contra la justicia corrupta, de los responsables del atraco bancario, de la prensa corrupta...”. Al final del acto, Correa fue a descansar en Atuntaqui.

Ayer desayunó en el mercado de la ciudad, luego fue a la Universidad Técnica del Norte, de Ibarra. Ahí igualmente se le preparó un escenario sin oposición.

Pero a pesar de los controles de la Policía, para impedir el ingreso de propaganda contraria al Gobierno, se filtraron algunas hojas volantes del Frente de Izquierda Universitaria (FIU), que invita a votar no. En ese escenario además fueron detenidos los estudiantes Jairo Erazo y Santiago Farinango, mientras señalaban que Correa no puede usar la universidad como tarima. A pesar que fueron llevados al Comando Provincial de la Policía, se aseguró que no estaban apresados.

Caicedo denunció irregularidades y el CNE está en la mira

‘No hay razón de tomar una postura de sordos, ciegos y mudos”, dijo la consejera Marcia Caicedo al referirse a la lenta repuesta del Consejo Nacional Electoral (CNE), ante las denuncias de políticos y de medios de comunicación sobre un supuesto uso de recursos públicos en la campaña por el sí.

Caicedo entregó al Pleno y a la prensa su informe donde indaga tres puntos: una campaña anticipada por parte del Gobierno, el uso de recursos públicos y de infraestructura estatal para el apoyo oficialista y la difusión de publicidad de organismos estatales en medios de comunicación que no fue autorizada por el CNE.

El informe de la consejera tenía como soporte las publicaciones de los medios de prensa advirtiendo de la presencia de vallas con publicidad del Gobierno, afiches dentro de instituciones públicas y vehículos de organismos estatales pintados de verde, color del movimiento Alianza País.

Las conclusiones de la investigación de Caicedo no son nuevas y más bien alimentan las denuncias de distintos actores. Pero identifica los organismos del Estado que pautaron publicidad sin autorización del Consejo: los ministerios de Transporte, Salud y la Secretaría del Ministerio de Transportes. También el Municipio de Quito y la Fiscalía General.

Otra conclusión en el informe de la vocal es la presencia de vallas que contienen “una campaña indirecta” por el sí. Puso como ejemplo una publicidad ubicada en Ambato que contiene el lema: Somos millones y estamos contigo. “Esto es una forma de propaganda indirecta”, dijo.

En respuesta, el Pleno del Consejo decidió que todas las vallas que no hayan sido autorizadas sean retiradas en 48 horas por las autoridades de cada localidad.

Esta propuesta fue presentada por el consejero Fausto Camacho, quien también recomendó que se prohíba la circulación del volante “Si la patria consulta tú sí respondes”. Este folleto fue incluido en la última edición del periódico oficialista El Ciudadano y para Camacho eso significa una clara promoción por el sí.

Precisamente, por la difusión de este material electoral los asambleístas Andrés Páez y César Montúfar, en representación del frente “Unidos por la democracia”, presentaron una denuncia contra Omar Simon, presidente del CNE, y contra el gerente de Correos del Ecuador, Roberto Cavanna. Ambos solicitaron al fiscal subrogante, Alfredo Alvear, que se investigue la suscripción de un contrato entre el CNE y Correos que según Páez “ha posibilitado la distribución de material electoral con recursos públicos y la infraestructura del Estado”. Simon, por su parte no atendió a la prensa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)