22 de May de 2011 00:02

El ausentismo abre otra lectura del resultado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Cada actor político ha realizado su interpretación de los resultados oficiales de la consulta del 7 de mayo.

Desde ese día, por ejemplo, el presidente Rafael Correa no se cansa de repetir que su triunfo electoral es incuestionable y que no hay ningún margen reducido.

En cambio, organizaciones de oposición como la Conaie o el colectivo Montecristi Vive sostienen que el triunfo del No en la Sierra Centro y parte de la Amazonía reflejan el rechazo de este sector hacia la propuesta oficial.

Sin embargo, hay otro análisis que es posible de realizar, aunque no tiene ningún peso jurídico. Se trata de la comparación del número de votos que obtuvieron el Sí y el No frente al número total de electores inscritos en el padrón.

Para este proceso electoral, el Consejo Nacional habilitó a 11,1 millones de ciudadanos para que puedan ejercer su derecho al voto. De este total 8,6 millones de personas lo hicieron de manera efectiva. Es decir, que cerca de 2,5 millones de personas se ausentaron de las urnas.

Al tabular los resultados finales sobre el padrón se constata que el apoyo que recibió el Sí no supera el 34,7% en la pregunta 9, sobre la regulación de medios masivos a través de un Consejo de Comunicación. En esa pregunta el No llega a ubicarse en el 32,5%.

Para Ruth Hidalgo, directora de Participación Ciudadana, estos datos revelan una realidad electoral que más allá del debate político. “Esto pone en duda el apoyo mayoritario de la tesis oficial. El Sí no ganó en relación al total de las personas habilitadas” .

Una lectura similar es la del asambleísta Andrés Páez (ID), quien cree que se evidencia que es aún menor, al que se cree, el respaldo de la ciudadanía a las 10 preguntas del Presidente.

Desde la consulta de abril 2007, para instalar la Asamblea Constituyente, el porcentaje de ausentismo se ha contraído progresivamente (ver breves).

No obstante, Hidalgo cree que el porcentaje de ausentismo aún refleja el poco interés de algunos ecuatorianos, quizá por los constantes e intensivos proceso electorales que se ha vivido.

Carlos Aguinaga, ex titular del Tribunal Supremo Electoral, asegura que ese porcentaje de ausentismo está dentro de los rangos normales para el promedio del período 1978-2011. De ahí que señale que este tipo de análisis estadístico no resulta tan objetivo, ya que en el padrón muchas veces constan duplicados de cédulas y ecuatorianos que viven en el exterior. “Los padrones siempre tienen errores ya que se generan sobre la base de un registro no depurado”, es su argumento.

Aunque el analista Alexei Páez dice que si bien el nivel de ausentismo es normal, hay que considerar que en esta ocasión el padrón fue más depurado y que la multa para los que no votan también aumentó a USD 26,4.

De hecho, el director del Registro Civil, Paulo Rodríguez, aseguró que la institución se enfocó en un proceso de depuración del registro electoral que fue entregado al Consejo Nacional. Afirma que existió una base limpia y que era responsabilidad del organismo realizar el padrón final.

La oposición impugna 1 200 actas en Guayas

Tres impugnaciones recibió la Junta Provincial Electoral del Guayas. En ellas se solicita la revisión de al menos 1 200 actas que resumen los resultados de la última consulta popular, correspondientes a Guayaquil.

Cerca de las 22:00 del viernes, el Partido Sociedad Patriótica (PSP) objetó 230 actas por presuntas inconsistencias. El oficio fue entregado por uno de sus militantes, Pablo Córdova.

Ayer a las 09:00, Martha Roldós presentó en nombre de RED una solicitud para verificar los datos de seis juntas receptoras, donde están cuestionadas al menos 140 actas. En estas, según alegó la ex asambleísta, el número de votantes supera los 400 registrados.

Cuatro horas después, el PSC y Madera de Guerrero presentaron la impugnación más grande. Se trata de 830 actas donde el porcentaje de ausentismo es mínimo o nulo, según los asambleístas Andrés Roche y Cynthia Viteri.

"Es inaudito y sospechoso que en algunas actas el ausentismo haya sido cero, cuando datos históricos del Consejo Electoral y los actuales dicen que en Guayaquil el 23% no votó", indicó Roche.

Viteri agregó que 1 punto por mesa en la ciudad de Guayaquil equivale a 13 200 votos. "Es decir, que para obtener ese punto había que subir 16 votos a cada una de esas 830 mesas, para que empaten el Sí y No", dijo. "Por supuesto que le subieron mucho más, entre 60 y 100 votos", agregó.

Tras la revisión de actas, el No podría superar al Sí en las cinco preguntas que PSC - Madera de Guerrero dijo que ganaría (3, 4, 5, 7 y 9), tras culminar el conteo.

La solicitud de revisión y dos cartones con copias de las actas cuestionadas fueron entregados a Freddy Cabrera y Xavier Mendoza, presidente y secretario de la Junta Provincial Electoral del Guayas, respectivamente.

Cabrera anunció que estas solicitudes, entregadas antes de las 14:30 de ayer, cuando culminó el plazo, serán revisadas mañana en una Junta Ordinaria que fue convocada para las 10:00.

"Vamos a analizar cada solicitud y tomaremos la mejor decisión, con transparencia, aquí en la provincia del Guayas", ofreció Cabrera. Los resultados se conocerán mañana en la tarde.

Las cifras

Históricamente el promedio del ausentismo ha sido del 24%.

En la consulta popular del 2007 se ubicó en el 28,5%, mientras que en el referendo constitucional del 2008 llegó al 25%.

La multa para quienes no integraron las juntas receptoras es de USD 39,6.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)