Assange no renunciará al derecho al asilo en Ecuador, dice su abogado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Panamá. DPA

Julian Assange, fundador del sitio web WikiLeaks y asilado en la embajada de Ecuador en Londres, jamás renunciará al derecho fundamental de asilo, según aseguró hoy en Panamá el jurista y ex juez español Baltasar Garzón.

"Resulta absolutamente contradictorio, que quien prestó servicio a la humanidad, poniendo en descubierto prácticas, en muchos casos claramente ilegales, se vea sometido a una investigación secreta, como ocurre en este momento, con un gran jurado secreto en Estados Unidos", señaló Garzón, abogado defensor de Assange y que se encuentra en el país centroamericano para disertar sobre la justicia y la lucha contra la corrupción en una conferencia promovida por el socialdemócrata Partido Revolucionario Democrático (PRD).

El jurista español subrayó que en la situación de su cliente es "preocupante", porque "sigue sin saber de qué se le acusa y cuánto tiempo va a durar esa investigación, cuando lo único que ha hecho ha sido defender la libertad de expresión, garantizar y defender el acceso a las fuentes de información y compartirlas con la sociedad".

Assange se refugió en la embajada de Ecuador en Londres, Inglaterra, desde el 19 de junio de 2012, y solicitó asilo político, que fue concedido por "motivos humanitarios" por el presidente ecuatoriano Rafael Correa, pese a dos órdenes de arresto en Suecia por presuntos delitos sexuales en ese país.

"En ningún, caso nosotros hemos dicho que no queramos someternos a la acción de la justicia en Suecia, pero sólo con las garantías adecuadas, que pasan por no hacerle renunciar a un derecho fundamental, como lo es el derecho al asilo", acotó el jurista, quien ejerce como asesor del Tribunal Penal Internacional de La Haya.

Al respecto, Garzón manifestó que "agradecemos a Ecuador que haya concedido el asilo, pero creo que ya es el momento de que Gran Bretaña y Suecia decidan conceder ese asilo".

Assange fue acusado de difundir a través de WikiLeaks documentos secretos filtrados, sobre el ataque aéreo estadounidense en Bagdad, los diarios de la Guerra de Afganistán y los registros de la Guerra de Iraq, en los que afloran prácticas intervencionistas. Garzón aseveró que la persecución contra Assange contraviene el derecho internacional, lo que ha obligado a la defensa a analizar varias alternativas jurídicas.

El gobierno británico se ha negado a conceder al imputado el salvoconducto para viajar a Ecuador. El jurista español adujo que la principal lección del caso, es la "falta de una legislación que proteja los nuevos fenómenos de información masiva a través de redes sociales", que podrían ser vulnerables al ser descritos como "no periodísticos".

Añadió que un hecho que ilustra el escenario privativo del acceso a la información de interés público, es la revelación del analista estadounidense Edward Snowden, perseguido por mostrar pruebas del uso de programas de vigilancia masiva, como PRISM y XKeyscore.

Las presiones judiciales por el uso de datos restringidos alcanzan a Hervé Falciani, un ingeniero de sistemas ítalo-francés quien colabora con la justicia de varios países y publicó una lista de 130 000 evasores fiscales que tenían dinero en bancos suizos.

Garzón, recordado por ordenar en 1998 el arresto del ex general chileno Augusto Pinochet, en Londres, afirmó que Falciani "se ha visto perseguido, aunque amparado en España", tras difundir información sobre la corrupción de empresarios chinos involucrados en el "lavado de activos" en bancos en Europa, entre otros

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)