En Argentina se usa la 'revolución' para vender tours

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Alejandro Mellincovsky y Santiago Zeas B. Desde Buenos Aires y Quito.

Para ser atendido en la agencia de viajes Carimar, en Buenos Aires, un cliente debe anunciarse dos veces. Primero en la portería de un deteriorado edificio en el centro porteño y luego en la puerta del departamento B en el piso 13. Allí se ofrece a los turistas paquetes hacia las 'revoluciones políticas' de América Latina.

Cuba, Venezuela, Bolivia y los últimos días del Che Guevara, Nicaragua y el sandinismo, son algunos de los destinos. Ahora se suma Ecuador y la oferta de recorrer el país de la 'revolución ciudadana'.

De hecho, la noche del sábado arribó una delegación de turistas que compró el paquete que ofrecía conocer ese proceso político, en cuyo afiche la figura de Correa resalta.

Esta agencia de turismo, con Legajo Nº 14 680, tiene a Yamila Vanesa Roldán como su representante, para que la agencia pueda estar acreditada en el Ministerio de Turismo de Argentina. Ella está bajo las órdenes del dueño de la empresa, Carlos Javier Rodríguez Núñez, periodista y fotógrafo cubano, quien fue corresponsal de diarios argentinos.

Antes del 2012, cuando el régimen de los hermanos Castro quitara algunas de las trabas para entrar y salir de Cuba, Rodríguez Núñez migró a Buenos Aires y se nacionalizó argentino. Él tuvo la idea de incorporar un ingrediente al turismo temático, "realizando viajes político-históricos que acerquen a los pueblos", tal como lo expresara en un diálogo que mantuvo con EL COMERCIO en Buenos Aires.

Con la ciudadanía en la mano, Rodríguez Núñez puso en marcha a su negocio. El 30 de noviembre del 2009 registró el dominio web de la agencia Carimar, pero recién el 28 de abril de 2011 fue aceptada por la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo de Buenos Aires.

Al ser hombre de prensa, supo asignar la tarea de la difusión a un privilegiado grupo de formadores de opinión pública que gozan de credibilidad casi dogmática entre su audiencia.

El periodista uruguayo Víctor Hugo Morales, quien es el escudero más visible que tiene el gobierno de Cristina Kirchner en su lucha contra otros medios de comunicación, sobre todo frente a Grupo Clarín, dedicó un capítulo para hacer una apología del gobierno de Correa en su programa televisivo 'Bajada de línea'.

Lo hizo no tanto para enaltecer al líder ecuatoriano, sino para justificar la alineación kirchnerista con este eje de países.

Él es quien promociona los tours a la 'revolución ciudadana del Ecuador', acompañado de un afiche con la imagen del presidente Correa, aunque probablemente el Primer Mandatario no esté ni enterado de estas delegaciones.

De hecho, en el Ministerio de Turismo ecuatoriano no hay información sobre esta agencia y sus tours 'revolucionarios' que, en definitiva, hace un itinerario netamente turístico. La institución no se ha pronunciado sobre estos tours.

Galápagos Sunny Roads, la operadora turística ecuatoriana que hace de contraparte de Carimar Eventos, confirmó que estos paquetes son netamente turísticos. "No tienen nada que ver con el Gobierno", asegura Silvia Noboa, representante de esta agencia .

En ese sentido, Noboa explica que es responsabilidad de cada agencia cómo promociona sus servicios en sus respectivos países. "Nosotros tenemos el lindo lema de 'Ecuador ama la vida' y esa es nuestra publicidad. Así cada agencia en cada país escoge su título".

Según el programa de 10 días de este tour, solo hay una charla informativa sobre la 'revolución ciudadana'. El recorrido comienza en Quito y pasa por Riobamba, Cuenca, Guayaquil y Montañita, la playa favorita de los argentinos, a la que los turistas llegarán el viernes.

En ese cronograma no figura visitar el Palacio de Carondelet ni Ciudad de Alfaro en Montecristi, sede de la Constituyente del 2008. Tampoco está previsto asistir al enlace sabatino del presidente Correa.

El grupo grande de turistas a Ecuador salió hace 15 días, pero en este viaje solamente tres negociaron con Carimar. EL COMERCIO habló con todos los pasajeros del vuelo, quienes negaron su pertenencia a un grupo de 'turismo revolucionario'. Tampoco hubo acompañamiento de la agencia para organizarlos en el aeropuerto.

Para acceder al tour, cada pasajero pagó la suma de 31 458 pesos, que solo puede abonarse en moneda local, por disposición gubernamental para vender pasajes aéreos o paquetes turísticos. Ese monto equivale a USD 2 621 en el mercado oficial o a USD 3 932 con el cambio paralelo.

[[OBJECT]]


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)