8 de June de 2011 00:01

Entre Alvarado y Soliz estará el delegado del Ejecutivo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El Gobierno empieza a consolidar su participación en la redacción de la Ley de Comunicación. Una de las normas, políticamente, clave para el Régimen luego de la consulta.

En la última sesión de la bancada de Alianza País, realizada el lunes en la noche, el subsecretario del Ministerio de la Política, Carlos Vaca, les informó que el presidente Rafael Correa sí enviará a un delegado para el debate de la Ley de Comunicación.

Además, les anunció que hay dos candidatos para esa tarea: la ministra coordinadora de la Política, Doris Soliz y el secretario nacional de Comunicación, Fernando Alvarado.

La participación de un delegado del Mandatario fue uno de los compromisos que asumieron Alianza País y las fuerzas de posición en el Legislativo. La intención es impulsar la aprobación de la norma que permanece suspendida desde julio del 2010.

Hasta la semana pasada, desde A. País se propuso que los representantes del Ejecutivo sean el jurista Xavier Flores y el comunicador Polo Barriga. El primero es un experto en derecho constitucional y en legislación internacional. En junio del año pasado, Flores participó en la redacción del informe para el segundo debate de la Ley de Comunicación.

Mientras que Barriga es un periodista de más de 30 años de experiencia y también formó parte del consejo editorial del canal público EcuadorTV.

No hay certezas de por qué sus nombres no fueron escogidos; pero en la sesión de la bancada se explicó que los Soliz y Alvarado pueden ser parte de las sesiones de la comisión; pero que debían definir sus facultades durante la redacción de la ley.

Ese es un punto que se debate aún en el bloque gobiernista. Un sector apunta a que el delegado tenga poder de compromiso; mientras que otro dice que eso implicaría que el Poder Legislativo perdiera su independencia.

En esa línea está la legisladora Betty Carrillo, quien dice que sería “una imprudencia comprometer el trabajo legislativo a la presencia de un delegado del Ejecutivo, que tenga la potestad de tomar decisiones (...). Nos critican porque no somos supuestamente independientes”.

La oposición tiene un criterio diferente. Ellos quieren que el representante del Ejecutivo no solo participe activamente en la redacción del proyecto de ley sino que tenga la capacidad de responsabilizarse por el veto que el Mandatario pudiera efectuar.

Por eso, para los legisladores de oposición Jimmy Pinaorgote y Fausto Cobo, los nombres no son relevantes, lo importantes es que el representante pueda asumir un pacto para evitar que el texto que salga de la Asamblea sea radicalmente cambiado en la Presidencia de la República.

El experto en legislación sobre comunicación Juan Carlos Solines es necesario que el delegado tenga el poder decisión y que sea un aporte en la redacción del proyecto de legal. En este caso, él cree que la mejor opción sería Alvarado por su experiencia en comunicación; pero recalcó que es necesario que tenga poder de comprometer el futuro veto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)