11 de November de 2012 00:01

Alianza País repitió sus fórmulas populistas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En la’ Caldera del Sur’, como los deportivos llaman al estadio del Aucas, el más populoso escenario deportivo de Quito. Allí el presidente Rafael Correa, siete minutos antes de las 13:00, empezó a dar pistas sobre quién fue escogido como su binomio.

“Lenín (Moreno) es insustituible, pero debemos continuar”, apuntó. Y de ese modo cortó en seco la esperanza que mantenían centenas de militantes, que ayer asistieron a la convención nacional de Alianza País.

La frase ahogó el grito de “Correa y Lenín juntos hasta el fin”, que sonó también en las 27 convenciones provinciales y de circunscripciones del extranjero. Y fue parte de un discurso que permitió que la militancia, por eliminación simple, vaya dando con el nombre de Jorge Glas.

El guayaquileño, desde abril del 2010, se había desempeñado como Ministro Coordinador de sectores estratégicos. Antes de anunciar el nombre de su compañero de fórmula, el Primer Mandatario comentó que el proceso de selección había sido duro, que sobraron candidatos. Pero que se trataba de ganar...

Que pensaron entre otros en la asambleísta Rosana Alvarado, en las ministras María Fernanda Espinosa, Doris Soliz y María de los Ángeles Duarte. Además, en el prefecto de Pichincha, Gustavo Baroja; en su ex secretario Gustavo Jalkh y en el titular de la Cartera del Interior, José Serrano.

Pero el elegido fue Glas Espinel porque podría darle un impulso a las áreas estratégicas, porque es un hombre de confianza.

“Como respuesta a tanta miseria humana. Los hijos no tienen la culpa de lo que hacen sus padres”, reiteró el presidente Correa, en referencia a la noticia publicada, en septiembre, sobre Jorge Glas Viejó, acusado de haber violado, presuntamente, a una menor de 14 años, que estudiaba en el colegio que él dirigía.

¿Pesará eso en la decisión de los votantes? Para Gandhi Espinosa, de la encuestadora Informe Confidencial, ese ha sido un tema que se ha discutido mucho entre las élites, que no trascendió a la gente común.

Sobre si Glas podrá llenar el lugar que deja el vicepresidente Lenín Moreno, Espinosa cree que es muy pronto para pronunciarse. Puntualizó que difícilmente existe un personaje con esa aceptación o alguien que pudiera hacerle sombra a Correa.

“Moreno es de las figuras políticas con mejor imagen en el país. La imagen de Glas la desconozco. Nunca lo hemos medido particularmente. Como todos los ministros aparece poco en los medios. El Ejecutivo concentra la atención pública”, comentó.

Durante la presentación de candidatos a asambleístas, así como de parlamentarios andinos, los asistentes aplaudieron. No hubo indicios de que se impacientaran. Pero no fue posible ocultar una señal de que desde las 09:00 hasta las 12:00, parte de la militancia había tomado más sol del que podía aguantar. Alguien se desmayó y sin querer interrumpió el discurso de 40 minutos de Correa, quien pidió la ayuda de los paramédicos.

En la tarima lo acompañaron entre otros Fander Falconí, secretario Nacional de Planificación y Desarrollo; Augusto Barrera, alcalde de Quito; el prefecto Baroja y Fernando Cordero, presidente del Legislativo.

Este último aplaudió cuando la asambleísta Mallerly Vásconez, de la comisión electoral del movimiento, leyó los nombres de los candidatos de Azuay.

Paco Velasco, pareja de Rosana Alvarado, quien encabeza la lista de esa provincia, no solo levantó su carné de militante sino que lo hizo bailar en el aire, moviendo el cordón del que se sostenía. Eso cuando Vásconez pidió a los asistentes hacerlo como señal de que aprobaban a los nominados.

El ritual de levantar las manos con el carné entre los dedos se repitió mientras Vázconez y Paúl Granda, alcalde de Cuenca, leían el listado de postulados.

Ellos confirmaron que en la papeleta de Alianza País aparecen tres futbolistas. Se trata de Iván Hurtado, como candidato a asambleísta nacional; Ulises de la Cruz, por Carchi, y Agustín Delgado, por Imbabura.

Para Fernando López, decano de la Facultad de Comunicación de la U. Central, ese es un viejo recurso que el oficialismo ya ha usado para captar votos. Recordó que lo hizo en la Asamblea Constituyente, al promocionar a modelos y presentadoras de TV.

A Manuela Gallegos, una de las fundadoras del movimiento, separada de él, le molestó esa fórmula. Eso le comprueba, dijo, que todo se ha reducido a un proceso populista, en el que importa preservar el poder, más allá de la construcción de la diferencia. Y aunque reconoció la labor de Glas criticó que el binomio también sea un costeño.

A César Rodríguez, quien dejó la bancada oficialista, le llamó la atención que quienes tercien por una curul hayan tenido que firmar un código de ética, que más parece un “manual de control”. Según él, los ganadores tendrán un censor, un vigilante de su actuación. Esto porque se anunció que de los dos asesores de cada asambleísta, uno deberá ser escogido por la dirigencia. Además quien no respete las decisiones y las normas podría someterse a la revocatoria del mandato.

El socialista Víctor Granda no podía creer que los legisladores Silvia Salgado, titular de la mesa de Fiscalización, y Pedro de la Cruz no hayan sido tomados en cuenta para la reelección. Son candidatos a parlamentarios andinos. “Han sido incondicionales con el Gobierno. Mal paga el diablo a sus devotos”.

Sobre las 13:00, la gente se retiraba y desde la tarima los animaban a gritar: “Con Correa y con Glas, cuatro años más”.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)