28 de April de 2012 00:02

Adam Namm es el primer embajador hombre desde 1999

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En los próximos días se conocerá la fecha en la que Ada Namm viajará a Quito para asumir oficialmente como embajador de EE.UU.

De esta manera, al menos en el plano formal, las relaciones entre Ecuador y la principal potencia del mundo se normalizarán por completo. Desde abril del año pasado, Quito y Washington se quedaron sin sus principales representantes políticos, luego de que un cable de Wikileaks motivara al presidente Rafael Correa a pedir la salida de Heather Hodges.

Esta semana se cierra con la confirmación, por parte del Senado de EE.UU., para que Adam Namm se ponga al frente de la misión en Quito y se convierta en el primer embajador hombre desde 1999.

Gwenn Claire, Kristie Kenney, Linda Jewell y Heather Hodges han comandado la agenda estadounidense en Ecuador, en los últimos 13 años. La cooperación en la lucha antidrogas, los acuerdos comerciales y el llamado fortalecimiento democrático e institucional del Ecuador han sido los temas prioritarios que tampoco perderán fuerza en la era que Namm inaugurará.

Cuando rindió su testimonio al Senado, en noviembre pasado, como un paso previo para encaminar su nominación, Namm dijo que su objetivo es trabajar por las libertades democráticas en Ecuador y EE.UU. Christian Espinosa, presidente de la Cámara de Comercio Ecuatoriano-Americana, resalta la importancia de los nuevos tiempos que vivirá la relación entre ambos países. A su juicio, la llegada de Namm solo confirma que el diálogo entre Quito y Washington, que se retomó el año pasado tras la crisis de los Wikilieaks, ha dado buenos resultados.

Pero considera que aún no es el momento de trazar escenario en temas concretos como el comercial. “Los dos países tienen que recuperar el tiempo perdido y atender una agenda represada en temas de cooperación y comercio e inversiones”. Según Espinoza, hay que fortalecer los lazos de amistad y buscar nuevas perspectivas en los diferentes campos.

En la Cámara que él dirige hay optimismo por la llegada de Namm. Una de las razones es que en las últimas semanas, la Cancillería ecuatoriana ha resaltado la importancia que tiene no solo el mercado estadounidense para el país, sino el fortalecimiento conjunto de las relaciones bilaterales.

De allí que el primer desafío que Quito deberá asumir es el diseño de una estrategia comercial una vez que las preferencias arancelarias (Atpdea) se eliminen definitivamente en julio del próximo año.

La cooperación antinarcóticos constituye otro de los cimientos sobre los que se levante la relación diplomática entre estos países. El catedrático de la Flacso, Fredy Rivera, estima que esta sigue siendo una prioridad y que el nuevo Embajador lo que hará es aplicar una ruta ya establecida por el Departamento de Estado en marzo del 2011. “No habrá cambios en la hoja de ruta”. Es decir, que el Ministerio de Defensa seguirá con la ayuda en el control, básicamente, en la frontera norte y en el mar territorial.

Por otro lado ve que el Gobierno, lo que ha sugerido, es mejorar los instrumentos de evaluación en el desempeño de su lucha contra las drogas y que se potencie el uso de los recursos que se destinan.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)