El abuso en noción de seguridad nacional mermó la libertad de prensa en 2013, según RSF

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
París, EFE

La libertad de prensa en 2013 se vio mermada por el impacto de los conflictos sobre los medios de comunicación y una interpretación "abusiva" del concepto de protección nacional, indicó hoy, martes 11 de febrero de 2014, Reporteros Sin Fronteras (RSF) en su informe anual.

La clasificación con la que ha valorado la libertad de informar en 180 países muestra un nuevo empeoramiento de la situación y un daño importante en países que según la ONG presumen de democráticos, como EE.UU..

El índice sigue el cambio metodológico iniciado el año pasado, con índices más precisos y ponderados en función de la población, y tiene en cuenta puntos como el grado de exacciones, la independencia de los medios, la transparencia, la dimensión del pluralismo o la autocensura.

Y en todos los continentes, salvo en Asia-Pacífico, que se mantiene estable respecto al año pasado, se han agravado los ataques contra la libertad de informar, resumió la directora de investigación de RSF, Lucie Morillon.

En lo alto del informe, que cifra ese avance de las afrentas en un 1,8 por ciento, se vuelven a colocar como países más respetuosos con los medios Finlandia, Holanda y Noruega, mientras que el "trío infernal" situado al final de la lista sigue protagonizado por Eritrea, Corea del Norte y Turkmenistán. Siria, tachado como "el país más peligroso para la prensa", repite el puesto 177, y es ejemplo de la correlación entre los conflictos armados y la libertad de información, y de cómo los medios constituyen "blancos estratégicos" para ambos bandos en un contexto de inestabilidad.

En ese mismo grupo, según RSF, se incluyen países como Somalia (176º, mismo puesto), Egipto (159º, igual), la República Democrática del Congo (151º, -8), Mali (122º, -22) o la República Centroafricana (109º, -10).

Pero lejos de esos focos de violencia, "en países que se jactan de ser un Estado de Derecho", la ONG ha constatado cómo el argumento de la seguridad pública se ha usado abusivamente para restringir la libertad de información y cercenar los avances democráticos.

Entre ellos, se alza como protagonista EE.UU. (46º), que ha caído 13 puestos en un año en que, según Morillon, "las fuentes de los periodistas han estado más en peligro que nunca", como lo demuestra que el exanalista externo de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden deba responder ante la Justicia por cargos de espionaje.

"La cuestión de proteger la seguridad nacional no es una tendencia completamente nueva, pero ha cobrado proporciones más importantes, y es algo que no solo supone un problema para los periodistas de EEUU, sino que da mal ejemplo a otros países que usan ese argumento para restringir el acceso a la información", añade la experta.

Entre los ejemplos de "luchas contra el terrorismo" instrumentalizadas por los gobiernos aparecen igualmente Sri Lanka (165ª, -2), Turquía (154º, +1), "una de las mayores prisiones para los periodistas", o Israel (96º, + 17). El único país que en 2013 se mantuvo como "modelo regional" fue Sudáfrica (42º, +11), mientras que el resto de esos referentes no mostraron mejoras, como Brasil (111º, -2), o se estancaron, como la Unión Europea (UE).

Los miembros de la Unión, en la que España se coloca en el puesto 35 (+2), están cada vez más dispersos en el índice, una evolución acelerada por los efectos de la crisis económica y por brotes de populismo como en Grecia (99º), que cayó 14 puestos.

Los casos de violencia, censura directa y abusos en el uso de procesos legales tendieron a disminuir en Panamá (87°, +25), República Dominicana (68°, +13), Bolivia (94°, +16) y Ecuador (94°, +25). No obstante, en este último país el grado de polarización no ha disminuido mucho y sigue perjudicando el debate público, dice el informe.

En ese continente se constata también que los casos de violencia, censura directa y abusos en el uso de procesos legales tendieron a disminuir en República Dominicana (68º, +13), Panamá (87º, +25) o Bolivia (94º, +16).

Perú (104º, +2), Colombia (126º, + 4), Honduras (129º, -1) o México (152º, +2), donde las milicias o la cobertura de casos de corrupción, tráfico de drogas o conflictos mineros o agrícolas expone a los periodistas a represalias, experimentaron ligeras mejoras, frente a los desplomes de Guatemala (125º, -25) y Paraguay (109º, -13).

RSF no se aventura a hacer previsiones para 2014, pero subraya que seguirá de cerca la situación en esos países en los que ha habido cambios destacables, y en otros como Ucrania (127º, igual), donde en esta edición no se ha llegado a incluir las consecuencias de las recientes protestas contra el Ejecutivo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)