A Yaunidos le quedan dos caminos legales y uno técnico

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Política

El colectivo Yasunidos recurrirá al Tribunal Contencioso Electoral (TCE), en caso de que, como este grupo ya lo advierte, el Consejo Nacional Electoral (CNE) no dé paso a su pedido de consulta popular. Este organismo terminó el domingo con la revisión de 599 103 firmas que buscan impedir la explotación petrolera en el Yasuní.

De este total, quedaron "en duda" unas 50 000 rúbricas, por lo que si esta cifra finalmente es desechada, Yasunidos no habría conseguido el 5% de adhesiones, que manda la Constitución, en relación con al padrón electoral nacional. Es decir, unas 584 000 firmas.

Diego Tello, coordinador general de Gestión Estratégica del CNE, señaló ayer que una vez finalizada la etapa de verificación se elaborará un informe técnico con los resultados numéricos del proceso, el mismo que deberá ser entregado a la Secretaría General del CNE.

Si bien el organismo electoral ya conoce el dato final de la verificación, la cifra exacta será notificada por el pleno del CNE luego de una sesión plenaria. La resolución del pleno electoral se tomará sobre la base del informe que realice la oficina de Asesoría Jurídica. Se espera que la reunión de los cinco vocales se realice mañana. De inmediato, los Yasunidos serán notificados.

Tras suponer que el CNE finalmente echará abajo su ­consulta, este fin de semana varios integrantes y asesores del colectivo, como los juristas ­Julio César Trujillo, Patricia Carrión y Ramiro Ávila, comenzaron ya a elaborar los alegatos jurídicos que se presentarán ante el TCE, único organismo encargado de aplicar justicia electoral.

Los temas objetados por el colectivo son: la supuesta ruptura de la cadena de custodia en el manejo de los formularios con las firmas; también está el supuesto boicot para que los observadores de Yasunidos no vigilen el proceso. Otro tema son los argumentos de forma, con los cuales se desechó un 30% de los formularios. Finalmente, hay reparos al trabajo de los grafólogos.

El colectivo asegura que si el TCE no absuelve sus quejas acudirá a la Corte Constitucional y no descarta tampoco ir a instancias internacionales. Así lo señaló Fabricio Astudillo, vocero de Yasunidos, tras asegurar que se pidió una verificación paralela de las firmas con matemáticos de la Politécnica Nacional y de la Universidad Andina Simón Bolívar.

Astudillo dijo que el CNE ha tomado todo este proceso "como una burla", por lo que buscarán que se realice una revisión de forma independiente con base en un muestreo para determinar la validez de la recolección de sus firmas.

"No nos interesa lo que diga el Pleno, el CNE no tiene la posibilidad de anular ninguna firma, por lo que solo un juez puede establecer si la firma es o no falsa. Ellos solo pueden poner en duda las firmas, por eso vamos a pelear para defender este proceso" aseguró.

José Antonio Pardo, delegado de Unasur y grafotécnico, dijo que el CNE cumplió con los procedimientos establecidos en el reglamento de la verificación de firmas que se había definido y que también hubo un "esfuerzo técnico" de todo el personal involucrado".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)