8 de March de 2010 00:00

1991: el Golfo Pérsico se agita con la guerra en Iraq

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La invasión de Kuwait por parte de Iraq, el 2 agosto de 1990, fue el antecedente de la guerra que enfrentó en el Golfo Pérsico a las tropas aliadas con las fuerzas iraquíes de Saddam Hussein. En noviembre de ese mismo año, la ONU dio un ultimátum a Bagdad, para que abandone Kuwait. Vencido el ultimátum, el ataque de las fuerzas aliadas, bautizado como operación ‘Tormenta del desierto’, comenzó el 17 de enero de 199 . El primer objetivo de la coalición de 24 países liderados por EE.UU. fue Bagdad.

En esta guerra se vieron los avances de la tecnología. Pero más sorprendente que los aviones invisibles o los misiles inteligentes dirigidos a distancia por computadora, fue la reportería inmediata. Por primera vez en la historia, el mundo entero pudo seguir la guerra en directo, desde sus casas, a través de la televisión.

Primero se debilitaron las defensas iraquíes, destruyendo su infraestructura, desmoralizando al Ejército y desbaratando las comunicaciones. La aviación aliada, especialmente la de Estados Unidos, Gran Bretaña y Arabia Saudita, realizó más de 100 000 salidas desde bases en tierra y desde los portaaviones en el Golfo. Además, se arrojaron 88 500 toneladas de bombas. Las fuerzas aliadas formadas por 745 000 soldados sufrieron 179 bajas en combate y 77 en accidentes. Los heridos fueron 320.

El 22 de enero Hussein ordenó que se prendiera fuego a los pozos petrolíferos y a las instalaciones de extracción de petróleo de Kuwait. Cada día ardieron 220 000 toneladas de crudo. También se desviaron 500 millones de litros de petróleo hacia el Golfo Pérsico. La vida marina de la zona sufrió daños irreparables.

En un intento por romper la coalición y provocar la salida de las naciones árabes del conflicto, Hussein dio la orden de bombardear Israel usando misiles Scud-B para obligar al Estado hebreo a entrar en la guerra. Pero su efecto fue casi nulo. La reconquista de Kuwait y la neutralización del poder de Bagdad se lograron el 24 de febrero de 1991. Pero no se consiguió la caída de Hussein.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)