26 de marzo de 2016 21:11

La centro-izquierda busca una figura fuerte

El 10 de marzo, la ­Izquierda Democrática entregó 300 mil firmas para intentar reinscribirse en el CNE. Acudió Paco Moncayo

El 10 de marzo, la ­Izquierda Democrática entregó 300 mil firmas para intentar reinscribirse en el CNE. Acudió Paco Moncayo. Foto: Archivo/Pavel Calahorrano/El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 40
Triste 1
Indiferente 12
Sorprendido 1
Contento 46
Ana María Carvajal
Redactora
amcarvajal@elcomercio.com (I)

Si la centro-izquierda quiere ser protagonista en las elecciones presidenciales del 2017 debe encontrar un candidato fuerte, que unifique a la tendencia.

Eso es lo que opinan cuatro líderes, que además reiteran que los movimientos de centro-izquierda ahora buscan una alianza distinta. Antes que elegir nombres plantean armar un plan de Gobierno, con acuerdos mínimos.

El cronograma electoral les brinda el tiempo suficiente para llegar a acuerdos. La inscripción de candidaturas debe hacerse entre octubre y noviembre.

Las organizaciones ya mantuvieron una reunión importante la anterior semana. Y han decidido no apresurarse. En anteriores elecciones se aliaron con figuras con las que llegaron al poder, pero no cubrieron para nada sus expectativas.

Juan Cuvi (Montecristi Vive) recordó que hace 10 años apoyaron al actual presidente Rafael Correa, pero luego él prácticamente “desechó” las propuestas de la Unidad Plurinacional de las Izquierdas.

Antes, grupos como el MPD, ahora Unidad Popular (UP), y Pachakutik apoyaron la candidatura de Lucio Gutiérrez. Pero la alianza se fracturó pronto por desacuerdos con las políticas del régimen.

Ahora creen que el oficialismo está debilitado por la situación económica del país. Esto se agudiza por la prohibición de que Rafael Correa vuelva al ruedo electoral, a partir de una transitoria en la enmienda sobre la reelección indefinida.

El exlegislador César Montúfar, de Concertación, opina que se necesita una figura fuerte desde el centro, que ahora está vacío. Es casi inevitable que haya diversos candidatos, pero asegura que muchos pueden ser opciones marginales.

En estos meses se oye sobre precandidaturas, como la de Lenin Hurtado, de Unidad Popular (UP). Geovanny Atarihuana, su presidente, adelanta que la propuesta no es inamovible. UP ya mencionó otras posibilidades el año pasado, como el socialista Enrique Ayala Mora, Carlos Pérez Guartambel (Ecuarunari- Pachakutik) y Paco Moncayo (cercano a la ID). Pero es necesario primero conformar una amplia unidad, que sume iniciativas de planes de Gobierno que surgen de Montecristi Vive, Conaie, Concertación, etc.

El 20 de febrero, en  el homenaje a E. Ayala Mora, que dejó el Rectorado de la U. Andina, hubo políticos de varias tendencias

El 20 de febrero, en el homenaje a E. Ayala Mora, que dejó el Rectorado de la U. Andina, hubo políticos de varias tendencias. Foto: Archivo/Eduardo Terán/El Comercio

Esta unidad debiera consolidarse, según Atarihuana, hasta mayo. Y en julio definir un candidato por el frente y empezar a soñar con Carondelet.

La verdadera contienda, apunta Montúfar, estará entre la opción del oficialismo, que tiene un innegable buen porcentaje de apoyo, y la más fuerte que plantee la derecha y una tercera, que ocuparía la centro-izquierda.

Montúfar recuerda que hasta antes del correísmo, los presidentes llegaban a Carondelet con votaciones de cerca del 20% en primera vuelta y, como están las cosas, podría repetirse en el 2017. “Hay un altísimo porcentaje de gente que no se ha definido por una opción y que podría ir por la nueva”.

Blasco Peñaherrera Solah, que dirige un equipo de sondeos electorales, sostiene que por ahora el clima electoral es incierto. “El 67% dice que no sabe por quién va a votar”. Siete de cada 10 ecuatorianos no tiene una opción y entre ellos resalta el voto blanco o nulo.

Esto muestra que aún no hay una concentración en la ciudadanía para las próximas elecciones. La única opción segura de la oposición es Guillermo Lasso (Creo) y suena el nombre del alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot (PSC). Ambos cuadros son de derecha.

El nombre de Moncayo ha sonado como opción desde distintos sectores. En enero, cuando la amplia reunión a la que convocó Pachakutik terminó en un fracaso, dirigentes indígenas se disculparon con el exalcalde de Quito por el mal rato. Él es una figura respetada y llega de la mano de Izquierda Democrática (ID), aunque no está afiliado. En 1988, la ID llegó al Poder Ejecutivo con Rodrigo Borja y, luego, cedió espacio hasta desaparecer. Ahora busca reinscribirse.

Moncayo agradece la moción, pero no busca candidaturas. Apoya el renacer de la ID sin ambiciones. “Voy a estar feliz cuando tengamos nuevamente el partido, más feliz si logramos una gran alianza del centro a la izquierda y mucho más contento si esa alianza alcanza la Presidencia”.

La primera semana del mes, Lenin Hurtado recorrió la av. 10 de Agosto, en el centro-norte. Ayudó a recoger firmas por UP

La primera semana del mes, Lenin Hurtado recorrió la av. 10 de Agosto, en el centro-norte. Ayudó a recoger firmas por UP. Foto: Paúl Rivas/El Comercio

El resbalón de Pachakutik, que será resuelto en su congreso en abril con la elección de la nueva directiva, no significó un fracaso de la alianza, según los consultados. Se suman a la idea de Montúfar de que aún es posible una unidad fuerte, que dispute en segunda vuelta.

Por el oficialismo se habla de Jorge Glas y Lenín Moreno, compañeros de fórmula de Correa en procesos previos.
Para Peñaherrera, esto confirma la teoría de Montúfar de que el espacio de centro-izquierda está todavía libre. Además, se barajan más nombres, como Jimmy Jairala (aliado de A. País), Ramiro González (de Avanza, en la Unidad) o Lourdes Tibán (Pachakutik).

Por eso, su firma aún no ha hecho encuestas con papeletas . Las tiendas políticas deben consolidar sus cuadros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (20)
No (12)