2 de julio de 2014 11:30

107 policías fueron detenidos en el 2013 por violencia intrafamiliar

Ministerio del Interior continuará con la depuración de la policía. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Ministerio del Interior continuará con la depuración de la policía. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 12
Contento 0
Redacción Seguridad

La violencia intrafamiliar es un problema por el que 584 miembros de la Policía son investigados desde el 2013 hasta lo que va de este año a escala nacional. Por eso, el Ministerio del Interior anunció que dentro del tercer proceso de depuración en la institución uniformada se incluirá a los agentes que incurran en esta falta.

El anuncio fue realizado por quien preside esa Cartera de Estado, José Serrano, durante el lanzamiento de una campaña para frenar la violencia en los hogares policiales. “Estaremos atentos y haciendo el seguimiento respectivo a los resultados de cada fase, hasta que erradiquemos la violencia intrafamiliar y de género en las filas policiales”, afirmó el funcionario.

El proyecto comenzará el 2 de agosto y contemplará tres fases. En cada proceso se incluirán a los gendarmes que investigados por violencia intrafamiliar. Luego de las evaluaciones, cada agente será sometido a capacitaciones y tratamientos psicológicos familiares. Brigadas de Asuntos Internos de la Policía realizarán los seguimientos de cada caso y observar si se reportan casos de reincidencia entre policías que incurren en violencia intrafamiliar.

Según el Estudio de la Conducta Policial en Ecuador, el año pasado fueron apresados 524 gendarmes por 42 delitos y faltas en el país. De ellos, 107 fueron por violencia intrafamiliar lo cual representa un 20,42%.

Ante esa problemática, el comandante de la institución uniformada, Rodrigo Suárez, señaló que este problema será tratado como un tema de salud para ayudar con el soporte necesario quienes tienen problemas. Advirtió que la violencia intrafamiliar es un problema que incompatible con la profesión policial.

Los casos de los 584 gendarmes que están en la mira son el resultado de “las denuncias recibidas. No demuestra una cifra real, ya que habrá casos que por muchos factores no han denunciado”, precisó Serrano, quien hizo un llamado a que la ciudadanía denuncie la violencia.

La evaluación a los policías incluye análisis psicológicos. De este proceso se encargará el Departamento de Violencia Intrafamiliar (Devif); de la Dirección Nacional de Policía Especializada de Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen), Bienestar Social; y el Hospital de la Policía.

“Se realizarán evaluaciones por parte de la unidad de control de confianza (polígrafo) que nos permita identificar el consumo de drogas o alcohol a través de evaluaciones toxicológicas y psicológicas. Estas acciones tienen el único objetivo de prevenir, ayudar y dar solución a las familias que tienen problemas de violencia intrafamiliar”, recalcó el director de Asuntos Asuntos de la Policía, general Fabián Solano.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)