27 de enero de 2015 00:02

Al menos 14 policías chinos suspendidos por agredir a periodistas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

Al menos catorce policías chinos de la provincia de Cantón (sur de China) fueron suspendidos tras agredir físicamente a tres periodistas que grababan un reportaje encubierto en el que los funcionarios consumían una especie protegida.

Los tres periodistas afirmaron ser agredidos físicamente el miércoles por la noche en un restaurante de Shenzhen (Cantón), donde los funcionarios se reunieron supuestamente para degustar una salamandra gigante, según informa hoy, 27 de enero del 2015, el diario independiente South China Morning Post.

Este especie, amenazada por la caza y cuyo comercio está prohibido, está protegida por el gobierno chino ya que su carne es considerada un manjar en Asia. De los 28 asistentes a la cena, varios de ellos pertenecían al departamento de seguridad pública local, incluido el jefe de la oficina, quien se encuentra actualmente bajo investigación.

Varios guardias de seguridad que escoltaban dos salones del restaurante agredieron a los periodistas cuando sacaron una cámara y comenzaron a tomar fotografías para documentar su reportaje. Los periodistas aseguraron que dos de ellos fueron abofeteados y pateados e incluso despojados de sus móviles, mientras que el fotógrafo fue golpeado y le rompieron la cámara.

Esta misma fuente señaló que la cena costó un total de 6 352 yuanes (825 euros, USD 1 016 aproximadamente) sin incluir el coste del vino consumido. Además, uno de los asistentes trajo dos cajas de vino de color amarillo y una salamandra gigante que, según decía, había sido criada en cautividad en la provincia de Guizhou (sur).

Los comensales también fueron obsequiados con una bolsa con peces de la principal reserva de agua potable de Shenzen, lugar en el que está prohibida la pesca. Un empleado del restaurante, que prefiere mantener el anonimato, señaló que otras cenas similares se habían organizado en ocasiones anteriores, pagadas por el jefe de una empresa, de apellido Li.

El jefe de la oficina de Seguridad Pública de Shenzhen, Liu Qingsheng, aclaró que la cena fue pagada por un funcionario jubilado, pero que no estaba claro la procedencia de la salamandra gigante

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)