12 de diciembre de 2017 00:00

Policías que fueron capturados en Ventanas son indagados por dos vías

El Intendente de Los Ríos y el Comisario de Pueblo Viejo realizan tareas de Luis García. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

El Intendente de Los Ríos y el Comisario de Pueblo Viejo realizan tareas de Luis García. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Redacción Guayaquil

Los habitantes de Ventanas están temerosos. Un caso de supuesta extorsión, que involucra a policías de esa ciudad de Los Ríos, mantiene a la población con dudas sobre la labor policial.

La madrugada del miércoles, 6 de diciembre del 2017, 10 uniformados y el Comisario de Policía de esa localidad fueron capturados.

Otro uniformado fue aprehendido en Quito y una persona civil fue arrestada en Quevedo. La Fiscalía se abstuvo de formular cargos contra dos de los gendarmes y un civil, quienes fueron liberados.

“Con lo que ha pasado ya no se tiene confianza en los policías, porque ellos mismos son los que están haciendo tanto daño”, dijo la dueña de un local en las cercanías de la Policía Judicial, donde se realizaron las detenciones.

El trabajador de otro negocio cercano no se sorprendió por el hecho. Contó que las extorsiones eran un secreto a voces. Precisamente, las investigaciones se iniciaron dos meses atrás a partir de dos denuncias.

Luego de las indagaciones se pudo determinar que los civiles capturados ofrecían préstamos a bajo interés y al momento de entregar el dinero a sus víctimas, los policías llegaban y fingían detener a quienes aceptaban el crédito.

Luego les pedían hasta USD 30 000 para no apresarlos.
Del 2013 a la fecha se ha desvinculado a 965 policías por diferentes causas. 61 de ellos han sido separados este año.

Para Juan Iza, comandante de la Policía de Los Ríos, estos hechos son aislados y no suceden con frecuencia. Sin embargo, para evitar que se den casos similares, se dispuso el cambio del personal de la Policía Judicial de Ventanas.

La jefatura de esa unidad fue encargada a un oficial de Policía, quien se venía desempeñando como jefe de la Subdirección de Investigaciones de Delitos Contra la Propiedad (Sidprobac), en Quevedo.

Adicionalmente, llegaron cinco policías desde cantones cercanos, quienes estarán temporalmente hasta que se asigne al nuevo personal.

“Se trajo agentes de otros sectores, porque prácticamente nos quedamos sin Policía Judicial y ellos están despachando la investigación de delitos que venían realizando los ahora detenidos”, dijo Iza.

Aclaró que de darse una sentencia en firme en contra de los uniformados de inmediato serán separados de la institución.
Paralelamente, la Policía realiza una indagación interna para determinar la existencia de una falta administrativa de los sospechosos. Se analizará si los servidores policiales omitieron información, si beneficiaron a alguien o si no cumplieron a cabalidad su trabajo.

El gobernador de Los Ríos, Camilo Salinas, se refirió a la supuesta implicación del comisario Luis García e indicó que el funcionario fue cesado en sus funciones. Ejercía el cargo desde marzo del 2017 y era la primera vez que ocupaba un puesto público.

Diariamente, los comisarios deben entregar reportes de los operativos que realizan. “Pero los operativos que están siendo denunciados nunca los reportó”, aclaró Salinas.

En posesión del procesado se habría encontrado más de USD 2 000 que no pudo justificar. Según un allegado del detenido, ese dinero correspondía a un capital para comprar productos farmacéuticos para el negocio de su madre.

Salinas informó que ya se envió una terna de postulantes para esa comisaría.

La idea es que se designe al reemplazo de García. Además, se evaluará la actuación de siete comisarios de Los Ríos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)