28 de mayo de 2017 17:34

Policía investiga la muerte de una adolescente en Ambato

Un grupo de campesinos alertó a las autoridades sobre la presencia de un cadáver la tarde del viernes 26 de mayo del 2017.

Un grupo de campesinos alertó a las autoridades sobre la presencia de un cadáver la tarde del viernes 26 de mayo del 2017. Foto: Cortesía Policía Nacional

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 7
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 0
Fabián Maisanche
Redactor (I)

La Dirección de Muertes Violentas (Dinased) intenta descifrar qué fue lo que le pasó a Adriana Pilamunga. La adolescente de 16 años fue encontrada sin vida en la quebrada Misquillí Toalla de la comunidad de Cuatro Esquinas, perteneciente a la parroquia Santa Rosa, en el sur de Ambato.

Un grupo de campesinos alertó al Fiscal de turno y a la Policía Nacional sobre la presencia de un cadáver, la tarde del viernes 26 de mayo. Los uniformados indicaron que una parte del cuerpo de la adolescente se encontraba en el interior de un costal. Según el informe preliminar de la Dinased, el rostro de la mujer estaba desfigurado y el cuerpo presentaba un avanzado estado de descomposición. Los agentes presumen que animales de la zona carcomieron esa parte del cuerpo, pero no descartan signos de violencia en su cuerpo.

Zoila Telenchana, madre de la occisa, informó que los agentes de la Policía de Tungurahua le informaron que la muerte se debió a una supuesta asfixia con su propio vómito. “Nos dijeron que no tenía huellas de violencia y tampoco fue abusada sexualmente ni estaba embarazada. Los médicos dicen que han encontrado comida en su estomago, que ha vomitado y que con eso se ahogó. Pero no sabemos porque estaba metida en un costal y lejos de su casa”, dijo entre lágrimas la progenitora.

Los familiares, vecinos y amigos de Cristina Pilamunga la buscaban desde el miércoles 17 de mayo pasado. Según sus familiares, la chica habría salido esa noche, a las 19:30, de su domicilio para dejar a su sobrino en la casa de su hermana, ubicada a pocos metros. La muchacha dejó a su familiar en la puerta de la vivienda y se retiró de inmediato diciendo que se iba a hacer los deberes del colegio. La joven cursaba el segundo año de bachillerato. Después de esto, nadie volvió a verla con vida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (2)