10 de mayo de 2016 16:41

La Policía Judicial de Baños busca a los responsables que rompieron los vidrios y ventanas donde funcionan sus oficinas

El 80% de los ventanales y puertas de vidrio de los tres pisos del inmueble  fueron destrozadas la noche del lunes 9 de mayo del 2016. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO

El 80% de los ventanales y puertas de vidrio de los tres pisos del inmueble fueron destrozadas la noche del lunes 9 de mayo del 2016. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 4
Fabián Maisanche

Con palas y escobas retiraron los vidrios rotos del edificio de la Policía Judicial (PJ) del cantón Baños de Agua Santa, en Tungurahua. Un grupo de gendarmes se encargó de limpiar los pedazos de vidrio en la recepción, secretaría, archivo y oficinas para investigaciones y de custodia de evidencias. Los vidrios rotos, piedras y palos, con los que rompieron los ventanales y puertas del edificio de tres pisos, fueron ubicados en cartones hoy, martes 10 de mayo del 2016.

Hernán Sagba, oficial de la PJ de Baños, indicó que se coordinará con la Fiscalía y los oficiales de la PJ de la provincia de Tungurahua para hallar a los responsables de los hechos violentos.

“Fueron varias personas los que provocaron estos destrozos y estamos coordinando con la Fiscalía para iniciar los trámites judiciales y administrativos. Hay fotografías que nos ayudarán a identificar a las responsables de estos hechos”, dijo Sagba.

El oficial indicó que un 80% de los ventanales y puertas de vidrio de los tres pisos del inmueble que se renta fueron destrozadas la noche del lunes 9 de mayo del 2016. Luego de que el propietario de una tarabita denunciará a la Policía sobre la presencia de tres personas con actitud sospechosa. Los que se dieron a la fuga con dirección a la provincia de Pastaza.

Los investigadores de la PJ los persiguieron y los alcanzaron en la parroquia Río Negro, en Baños. Los gendarmes revisaron los documentos de los sospechosos y el auto en que se movilizaban.

Eduardo Viteri, fiscal de Baños, indicó que los tres sospechosos tienen antecedentes penales y no supieron justificar su presencia en el paradero turístico. En la revisión al vehículo se encontró herramientas que se utilizan para la mecánica automotriz, ropa de las Fuerzas Armadas, siete teléfonos celulares y USD 640.

El agente fiscal indicó mientras se realizaban los trámites de Ley en los exteriores del edificio de la PJ un grupo de personas reclamaba justicia y que se les entregue a los sospechosos. La población quería hacer justicia por sus propias manos.
Los incidentes se suscitaron por los presuntos robos de vehículos y casas en el cantón turístico. Según datos de la Fiscalía de Baños se registraron cinco automotores robados. Mientras el alcalde Marlon Guevara indicó que son más 10 vehículos y un sin número de casas asaltadas.

Los ánimos comenzaron a subir de tono al no acceder la policía a las solicitudes de la población. Los gritos en contra de los uniformados y celeridad en las investigaciones fueron constantes. La intervención del alcalde Guevara y de monseñor Geovanny Pazmiño impidió que haya un linchamiento.

“La Jueza de Garantías Penales indicó que por el procedimiento abreviado se llamará a juicio en 10 días donde deberemos demostrar que son culpables de asociación ilícita”, indicó Viteri.

Guevara, alcalde de Baños, rechazó las agresiones de la población al edificio de la PJ. “Nos reunimos con la policía y la gobernadora, Lira Villalva, para dar conocer estos incidentes pero sin repuesta. No habido efectividad en los temas de investigación y no nos quitan vehículos de lujo sino de trabajo”, mencionó Guevara.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)