23 de diciembre de 2015 11:27

La Policía comunitaria puede vigilar su casa si usted viaja

Las personas pueden solicitar a las UPC seguridad para las viviendas durante l feriado en el sector de la Jipijapa en Quito. Foto. Archivo / EL COMERCIO

Las personas pueden solicitar a las UPC seguridad para las viviendas durante l feriado en el sector de la Jipijapa en Quito. Foto. Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 8
Javier Ortega

El éxodo empieza hoy. Las clases en la Sierra terminan y por la Navidad las familias comienzan a desplazarse desde las grandes ciudades hacia las playas u otras zonas del país.

Esta ausencia atrae a grupos dedicados al robo de casas. Los agentes reconocen este hecho.

Las denuncias más frecuentes están relacionadas con asaltos a personas por la intensa actividad comercial de esta época y con los robos de viviendas.

La familia Almeida dejará Quito el jueves por la mañana e irá a Cuenca. A pesar de que vive en un conjunto con seguridad privada, tomó recaudos para evitar malos ratos al regreso. Pidió a un pariente que durmiera unos días en el inmueble.

Otra familia, que partirá mañana a Ibarra para la cena de Navidad, blindará su casa de Quito con candados y con la alarma que tiene desde el 2013.

Datos del Observatorio de Seguridad de Quito (OMSC) refieren que de enero del 2012 a diciembre del 2014 se reportaron 11 041 robos a domicilios en la capital. El mayor porcentaje ocurrió en la zona norte.

Tradicionalmente, en diciembre, los delitos crecen un 20%, según datos de la Policía.Ayer, Carlos Alulema, comandante de Quito, dijo que a pesar de ese aumento en el número de los delitos, en estos 23 días del último mes las denuncias se han mantenido dentro de los promedios de meses previos.

De los datos entregados por el OMSC, los grupos delictivos se especializan en el ataque a viviendas en las que no están sus dueños. A esta modalidad se la conoce como ‘estruche’. Más del 80% de los casos se vincula con este mecanismo.
Los sospechosos ingresan utilizando herramientas para desbloquear las seguridades.

Para evitar estos hechos, la Policía habilita a escala nacional el denominado ‘encargo de domicilio’, para quienes se desplacen a otros puntos del país por estas festividades.

El proyecto está operativo desde el 2009, y aplica para cualquier turista que se ausentará de casa. El trámite para acceder a este servicio es sencillo.

Los dueños deben acercarse a la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) del barrio, entregar los nombres y apellidos, la dirección del inmueble, un número telefónico personal y el de un pariente y precisar los días que saldrá de la residencia.

Con esos datos, los uniformados hacen rondas de vigilancia en los exteriores de los condominios, durante las 24 horas.

En las unidades policiales comunitarias hay tres jornadas de trabajo. En cada turno, el uniformado asignado debe supervisar la casa encargada al menos tres veces. Es decir, al día, los agentes resguardan nueve veces, como mínimo.

¿Es un mecanismo efectivo? En la Policía están seguros que sí. Las cifras lo demuestran, aseguran. Por ejemplo, en el último feriado 400 familias que residen en Quito encargaron sus viviendas en las UPC. “En ninguna hubo novedades”, reconocen altos oficiales.

Lo mismo ocurrió en el 2014, durante el feriado Navidad y Año Nuevo, 196 casas recibieron protección policial. Tampoco se registraron asaltos.

Ayer, uniformados que operan en barrios de Quito, admitían que este servicio es una especie de contrato en el cual la UPC garantiza la vigilancia y descarta los robos a casas.

La situación cambia para aquellos turistas que no utilizan el servicio policial; sus inmuebles son más vulnerables.
También se han dado robos cuando las personas están dentro de los domicilios.

Sugerencias para evitar robos
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)