27 de June de 2009 00:00

La Policía requisó 149 celulares sin papeles en Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Judicial

La actividad mercantil se interrumpió por   tres horas  ayer en el Centro Comercial Montúfar, en el centro de Quito.



12 millones de líneas
El Ministerio de   Gobierno y Policía sostiene que en el país el robo de teléfonos móviles ocupa el primer lugar en la lista de delitos violentos contra las personas, con un 64,9%.
Según la  Superintendencia  de Telecomunicaciones, hasta abril se activaron  12 037 897 líneas telefónicas móviles en Ecuador. De estas, el 87,1% se encuentra en la modalidad prepago.Ochenta policías equipados con chalecos antibalas ingresaron a los 173 almacenes del inmueble, para supervisar la procedencia de los artefactos que allí se ofertan, en especial  los celulares.

Un barullo de gente, la mayoría comerciantes, rodeó a los uniformados en el centro comercial. Los agentes buscaban la mercadería usada, porque sospechaban que posiblemente era robada. Además de celulares, se registró que los vendedores tuvieran facturas de    filmadoras, cámaras  de fotos, mp3, relojes, radios, ‘laptops’... 

Para los propietarios de los locales, la acción era injusta y los perjudicaba. “Nosotros no somos millonarios, tenemos hijos, tenemos familia”, decía Jaime C. Un policía que vestía de civil dijo que entre los comerciantes pudieran existir personas con antecedentes penales y señaló que, según el Archivo Central, al menos un vendedor de esta instalación tenía 15 registros por distintas causas.

En el operativo, Carlos Aguirre, jefe encargado de la Unidad de Vigilancia Centro de la Policía, felicitó a los propietarios de negocios que tenían sus productos en regla. En el  Centro Comercial Montúfar, la Policía se incautó de  119   teléfonos celulares que no tenían papeles de respaldo. También fueron requisados 44 aparatos, entre cámaras, DVD, relojes...
 
“Estos controles   se realizan a la misma hora a  escala nacional”, según  el coronel Iván Rivera, comandante del Primer Distrito de la Policía Nacional.

En el norte de Quito, los 30 gendarmes de la Unidad de Vigilancia Norte decomisaron 30 celulares, tras irrumpir 16 locales de  Cotocollao. Solo en uno de ellos se incautaron  20 teléfonos. La comisaría María José Mantilla, quien participó en el operativo, explicaba a los comerciantes que los celulares serían devueltos cuando se presenten las facturas.

La Comisaria aclaraba que si el monto de los objetos incautados sobrepasa los USD  654,  los trámites pasarán a manos de la Fiscalía, ya que se configuraría   un delito y dejaría de ser una contravención.

En ese sector, los  dueños de los  negocios acataban  la medida y  ayudaban a registrar los teléfonos. Los agentes tomaban nota de la característica de cada celular (marca, modelo y número IMEI de cada artefacto) y los guardaban en fundas, con el nombre de cada local, para atender a cualquier futuro reclamo.
 
Los teléfonos requisados en el Centro Comercial Montúfar no fueron identificados individualmente.  Los artefactos usados  eran guardados en  bolsas separadas, identificadas solo con el número de cada negocio. La intendenta de Policía, Lourdes Garcés, dirigió esa operación. Se informó que los artefactos serían devueltos cuando  los dueños de los puestos demuestren la tenencia legal.

En el Montúfar, Marta T. reclamaba furiosa al comandante   Aguirre, al igual que otros comerciantes. El oficial    los invitó  a una reunión el lunes, para analizar las propuestas de los perjudicados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)