9 de enero de 2017 14:59

Policía muere a balazos en Florida

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Agencia EFE

Una oficial de la policía murió este lunes, 9 de enero del 2017, en Orlando, Florida (EE.UU.), por disparos de un hombre buscado por el asesinato de su novia, el cual es objeto ahora de una persecución implacable para "ponerlo ante la justicia", informaron fuentes policiales.

"La familia del Departamento de Policía de Orlando tiene el corazón roto. Uno de los nuestros ha caído cumpliendo con su deber. No hay palabras", señala un tuit en el que se confirma la muerte de la oficial Debra Clayton, casada y madre de dos hijos.

El jefe de la Policía de Orlando, John Mina, confirmó en una rueda de prensa la muerte de Clayton y anunció que está en marcha "una cacería humana" para dar con Markeith Lloyd, el sospechoso de ser el autor de los disparos que mataron a la oficial.

Mina, quien definió a Lloyd como "armado y peligroso", pidió la colaboración ciudadana para capturarlo y aseguró que "será puesto ante la justicia".

En la cuenta de Twitter de la Policía se ha publicado una foto de Lloyd junto a un número de teléfono habilitado para que llame quienes tengan información que lleve a su captura.

Una quincena de escuelas de la zona donde se produjo el asesinato de la oficial han sido cerradas mientras la operación de búsqueda de Lloyd está en marcha, a la que se ha dedicado "un número importante de recursos policiales", según Mina.

Aparentemente la oficial Clayton fue atacada a tiros por Lloyd cerca de un supermercado, después de que este cruzó disparos con otros policías que trataron de apresarlo en la misma zona.
Clayton murió en el hospital de Orlando al que fue trasladada después de ser alcanzada por los disparos.

A esta muerte hay que sumar la de otro agente que falleció en un accidente de tránsito con su motocicleta durante la búsqueda del sospechoso.

En la cuenta de la Policía de Orlando en Twitter se publicó un video en el que se ve el féretro cubierto con una bandera de EE.UU. y escoltado por agentes policiales a la salida del hospital.
Lloyd era buscado por el asesinato de su novia, Sade Dixon, de 24 años, quien estaba embarazada cuando murió el 13 de diciembre pasado.

También se le considera el autor de los disparos que hirieron gravemente a un hermano de ella, Ronald Stewart, de 26 años. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)