20 de abril de 2018 00:00

Fuerzas policiales entraron a Mataje

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 12
Redacción El Comercio

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los grupos élite de la Policía Nacional entraron el jueves, 19 de abril del 2018, a Mataje, en Esmeraldas, una de las zonas conflictivas en la frontera norte con Colombia.

En ese punto fueron secuestrados, el 26 de marzo, los tres integrantes del equipo periodístico de EL COMERCIO, luego asesinados a manos de los disidentes de las FARC.

Hasta Mataje también entraron el ministro del Interior, César Navas, y el comandante general de la Policía Nacional, Ramiro Mantilla. Lo hicieron blindados con chalecos antibalas y con cascos.

La última vez que los grupos especiales de la Policía accedieron a ese punto fue el 4 de abril, cuando se realizó el operativo para recuperar la camioneta en la que se movilizó el equipo periodístico.

En su cuenta de Twitter, el Ministerio del Interior dijo que las autoridades también recorrieron “el kilómetro 3½ vía a Mataje, para constatar el punto de control militar y policial” en la frontera.

En el recorrido por la zona participó, además, el director general del Servicio Integrado de Seguridad ECU 911, Andrés Sandoval. Inicialmente llegaron a San Lorenzo, para cumplir un plan de actividades dentro de las acciones que se desarrollan para mejorar la seguridad fronteriza.

Las acciones coordinadas entre la Policía, las Fuerzas Armadas y el Ministerio del Interior son parte de un plan de acción emprendido por el Gobierno para mejorar la seguridad en la zona.

El 19 de abril, también el Ministerio del Interior realizó una operación antidrogas en Mompiche. Esa tarea dejó como resultado un policía herido y un sospechoso muerto. Las autoridades dijeron que la organización delictiva desarticulada en esta operación era observada y monitoreada por agentes.

Los investigadores determinaron que los sospechosos acopiaban droga en una finca cercana a la playa.


Los familiares del equipo periodístico, en EE.UU.
Los familiares de Paúl Rivas y de Efraín Segarra, integrantes del equipo periodístico de EL COMERCIO secuestrados y asesinados, están en ­Washington. Allí tienen previsto reunirse con el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

Ricardo Rivas, hermano de Paúl, indicó que llevan dos planteamientos a la OEA.

Primero, como tema urgente, la recuperación de los tres cuerpos y, luego, la conformación de una comisión investigadora sobre los hechos ocurridos en el secuestro.

En su agenda también buscarán un acercamiento con la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). El jueves, Rivas confirmó que esperan mantener tres o cuatro reuniones hasta mañana.

En la OEA expondrán los hechos ocurridos con el secuestro y asesinato del equipo periodístico, y presentarán un informe detallado de los 18 días de plagio y los pasos que dieron los gobiernos, tanto de Ecuador como de Colombia.

“Queremos los cuerpos de nuestros familiares. Es una situación dolorosa la que estamos viviendo”, dijo Rivas. Hay un pedido de los familiares para que un integrante de la CIDH sea parte de la Comisión investigadora. Uno de los candidatos es Edison Lanza, el relator especial para la Libertad de Expresión de la CIDH.

Según el presidente Lenín Moreno, Lanza ya tuvo un acercamiento con el Gobierno para comenzar a revisar la documentación. Está planteado que esta comisión se integre por nueve instituciones u organizaciones. Sin embargo, hay otra idea para que se reduzca a cinco miembros.

Este tema se resolverá la próxima semana y se conocerán los nombres definitivos de los integrantes de la Comisión.

Según Rivas, tras la suspensión de la entrega de los cuerpos, el Comité de la Cruz Roja Internacional no ha emitido ningún otro anuncio hasta el momento sobre el proceso para traer los restos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (21)
No (0)