30 de julio de 2015 13:30

Un policía y un funcionario de la Fiscalía detenidos en operativo antidelincuencial

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 34
Soraya Quillupangui
Redacción Seguridad

La madrugada de este jueves 30 de julio, la Policía Judicial ejecutó el operativo Eslabón 43, en Quito, Guayaquil y Santo Domingo. De allí que en un comunicado, el Ministerio del Interior dice que hubo 15 detenidos por supuesto robo asociado a entidades bancarias, joyerías y locales comerciales.

Actuaban así: seducían a los guardias de las entidades. Y con globos de helio tapaban las videocámaras de las joyerías para atracar los locales. Así operaba Johanna L.Q., de 35 años de edad. Ella figuraba como una de las cabecillas principales de la organización que no solo se dedicaba a este delito, sino también a robo de entidades bancarias y joyerías. Johanna tendría también una orden de detención para investigación, expedida en Guayaquil.

Los policías dijeron que en su vivienda, ubicada al norte de Quito, se encontraron lectores de tarjetas de crédito, joyas, relojes, tarjetas de crédito y las prendas de vestir que constaban en las cámaras de seguridad. En cambio, al sur de la capital, se detuvo a Darwin R.P., encargado de la falsificación de documentos. En su domicilio se incautó un computador, un disco duro y documentos falsificados como títulos profesionales y cédulas.

En el operativo, desplegado a las 02:00 de la mañana a escala nacional, actuó la PJ, GIR, GOE, Inteligencia, GEMA (grupo antidrogas), Dinapen, Criminalística y Fiscalía. Un total de 140 agentes.

Las labores de Inteligencia realizadas durante cuatro meses permitieron la aprehensión de 12 personas en Quito, dos en Guayaquil y uno en Santo Domingo. Hubo 15 allanamientos. La organización delictiva estaba integrada por ecuatorianos y dos extranjeros, quienes a más del robo agravado, se los investiga por tenencia ilícita de armas, asalto, robo a personas, domicilios, entidades financieras, entre otros.

A la organización se le atribuye el robo agravado a una joyería (7 de febrero del 2015) y el asalto y robo a una agencia bancaria (22 de mayo del 2015).

Entre los detenidos figura un asistente administrativo de la Fiscalía y un policía de la Unidad de Protección de Víctimas y Testigos, quienes supuestamente daban información a la organización sobre su posible seguimiento, procesos legales o boletas de captura.

Entre las evidencias, los gendarmes encontraron teléfonos celulares, joyas, relojes, lectores de tarjetas, documentos, tarjetas de crédito, videocámaras, una balanza, un chaleco antibalas y una sustancia negra que sería posiblemente pólvora.

Milton Zárate, director Nacional de la Policía Judicial, señaló que la banda delictiva tenía roles definidos para atacar. Respecto al robo de domicilios explicó que los asaltantes usaban la modalidad ‘retro’, es decir, interceptaban a sus víctimas a la salida de los domicilios para ingresar con ellos y sustraer los bienes, dinero y joyas.

Argüello recordó que a la fecha, en los 43 eslabones, se ha incautado USD 1,5 millones, 100 armas de fuego, 176 vehículos, 8,34 toneladas de droga, nueve uniformes policiales incautadas, 85 bandas desarticuladas y se ha aprehendido a 585 personas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (0)