8 de agosto de 2016 22:16

Policía llama a declarar a la mujer de Lula en caso Petrobras

Lula da Silva ofreció este 28 de marzo una rueda de prensa con corresponsales extranjeros en Sao Paulo. Foto: EFE

Lula da Silva dijo que el llamado de la Fiscalía a su esposa, para que declare en una investigación, es un acto de intimidación. Foto: Archivo/ EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Agencia EFE

La Policía intimó a la mujer del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva a declarar en el marco del escándalo de corrupción en la petrolera Petrobras, por el que el exjefe de Estado es investigado, informaron hoy 8 de agosto del 2016 fuentes oficiales.

La esposa del expresidente, Maria Leticia Lula, fue citada a declarar, aunque todavía sin fecha, por un proceso que vincula a Lula con la compra de una casa de campo situada en Atibaia, en el interior del estado de Sao Paulo.

Lula, en un comunicado enviado por su asesoría de prensa, señaló que la citación de su esposa es una "represalia" por haber denunciado ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU una "persecución política y judicial" en Brasil.

La defensa del expresidente resaltó que la intimidación de Marisa Leticia Lula es "innecesaria" y supone una "represalia" que "refuerza la existencia de grandes violaciones a los derechos fundamentales" de Lula y su familia.

La esposa de Lula fue citada en el marco de un proceso que investiga si Lula es el verdadero propietario de la finca de campo, lo que ha sido negado en reiteradas ocasiones por el expresidente.
La propiedad está a nombre de dos empresarios próximos a Lula, Fernando Bittar y Jonas Suassuna, quienes también fueron intimidados.

Las autoridades investigan si Lula reformó la casa de campo gracias al favor de grandes empresas constructoras acusadas de beneficiarse de los millonarios desvíos de recursos públicos en Petrobras, la mayor empresa de Brasil.

Lula también es investigado por un apartamento en el balneario de Guarujá, en el litoral de Sao Paulo, el cual la Fiscalía sospecha que le fue entregado por "favores" ofrecidos cuando estaba en el poder.

Según un documento elaborado por la Fiscalía, el expresidente "participó activamente" de las corruptelas en la estatal Petrobras y hay elementos que prueban "que recibió, directa e indirectamente, ventajas (financieras) indebidas de esa estructura delictiva".

Lula calificó hoy esa acusación de "infundada" y subrayó que la actuación de los fiscales que firman el documento es "incompatible con la defensa de la legalidad que debería ser promovida por el Ministerio Público".

El expresidente ya responde formalmente ante un tribunal bajo la acusación de "obstrucción a la Justicia", por un supuesto intento de soborno a uno de los implicados en la corrupción petrolera. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)