15 de January de 2010 00:00

Policía colombiana confiscó más de 600 minas artesanales a las FARC

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Bogotá. Reuters

La Policía Nacional de Colombia confiscó y destruyó 640 minas de fabricación artesanal que las FARC pretendían sembrar en varias regiones del noroeste del país para impedir la erradicación manual de los cultivos de hoja de coca, informó hoy la institución armada.

El cultivo de hoja de coca y la producción de cocaína es la principal fuente de financiación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), de acuerdo con fuentes de seguridad.

El decomiso de las 600 minas antipersonales y 40 tipo sombrero chino, envueltas en bolsas plásticas ocultas en medio de la vegetación, se produjo en zona rural del municipio de Cocorná, en el departamento de Antioquia.

"Iban a ser colocadas por las FARC en los sectores en donde hay sembrados de coca para impedir la destrucción por parte de los erradicadores", dijo el director encargado de la Policía Antinarcóticos, coronel José Ángel Mendoza.

La erradicación manual de cocales se convirtió en una de las herramientas más eficaces del Gobierno colombiano para combatir el narcotráfico, de acuerdo con funcionarios encargados de la lucha antidrogas.

Durante el 2008 y el 2009 murieron en ataques con explosivos atribuidos a la guerrilla tres policías y cinco campesinos contratados por el Gobierno para destruir manualmente plantíos de hoja de coca en diferentes regiones del país.

Los mismos ataques de las FARC, consideradas como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, provocaron la mutilación a 13 policías y dos erradicadores, de acuerdo con estadísticas oficiales.

Colombia es considerado como el primer productor mundial de cocaína con alrededor de 295 toneladas métricas anuales y Estados Unidos es el principal aliado en la lucha contra el narcotráfico y los grupos armados ilegales como la guerrilla izquierdista.

En el 2009 las autoridades de este país destruyeron en forma manual 60 000 hectáreas de hoja de coca, mientras que fumigaron con químicos lanzados desde aviones 103 000 hectáreas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)