22 de noviembre de 2015 23:09

La Policía australiana alerta de un pequeño grupo de yihadistas en el país

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

La Policía australiana alertó de la existencia de un pequeño grupo de yihadistas, entre ellos menores, con capacidad de cometer actos terroristas en el país, informan hoy medios locales.

"No hay duda de que hay un pequeño grupo en Sídney vinculado a una actividad que busca perturbar el estilo de vida australiano", dijo Neil Gaughan, jefe de la división antiterrorista de la Policía Federal Australiana, al programa "Four Courners" de la cadena ABC.

Gaughan apuntó la existencia de un grupo conformado por unas 19 personas, cuyas identidades no fueron reveladas, de las cuales siete se encuentran en prisión.

Desde 2014, la Policía australiana ha arrestado a más de 30 personas en el país oceánico acusadas de delitos vinculados al terrorismo.

Los operativos se iniciaron tras interceptar comunicaciones donde representantes del Estado Islámico (IS) pedían reclutar mártires para cometer ataques terroristas.

En diciembre del año pasado, el iraní Haron Monis asaltó una popular cafetería ubicada en el corazón financiero de Sídney tomando a varios clientes como rehenes y reclamando una bandera de un grupo extremista.
El secuestro se saldó con la muerte del atacante y de dos civiles tras la actuación policial de rescate.

Australia elevó en septiembre de 2014 la alerta terrorista al nivel "alto" ante la amenaza de que se produzcan atentados en el país en medio de la ofensiva de varios países contra el grupo EI en Siria e Irak.

Desde entonces, el Gobierno australiano ha presentado cinco paquetes de leyes antiterroristas, varios de ellos aprobados, para aumentar el poder de sus agencias de Inteligencia, sancionar a sus ciudadanos que viajan a Oriente Medio para unirse a las filas del EI y aumentar la vigilancia a sospechosos por terrorismo, incluyendo a adolescentes de 14 años.

Esta última medida fue propuesta después de que un adolescente de 15 años matara a tiros a un empleado de la Policía a principios de octubre a las afueras de una comisaría del oeste de Sídney.

El joven yihadista fue abatido por miembros de la Policía. "Estamos frente a un grupo de personas que se han radicalizado y que están convirtiendo esa radicalización en una forma de violencia extrema", expuso Catherine Burn, subcomisionada de la Policía del estado de Nueva Gales del Sur, al programa de la cadena ABC.

Esa violencia "puede tener impacto en personas de 15 años o incluso menores", remarcó Burn.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)