22 de julio de 2016 08:17

La policía controló al atacante del tren cuando entró en Alemania

Foto: EFE

Un hombre agredió con un hacha a los pasajeros de un tren en Alemania. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 7
Contento 10
Agencia DPA

La Policía alemana sometió a un control dactilar al joven refugiado que atacó el 18 de julio a los pasajeros de un tren en el país, informó el 22 de julio un portavoz del ministerio del Interior.

Durante una comparecencia rutinaria ante los medios de comunicación, el vocero señaló que la toma de huellas del menor realizada cuando este entró en Alemania y cotejada en un banco de datos de las fuerzas de seguridad no reveló indicios que hiciesen saltar las alarmas. "Por decirlo de alguna manera, el joven era 'nuevo' en el banco de datos de la policía, no constaba en ningún registro anterior", aseguró el portavoz.

Desde el Ministerio del Interior apuntaron también que los agentes federales registraron la entrada del menor en Alemania a través de la frontera con Austria poco antes de las cuatro de la mañana del 29 de junio de 2015.

Tanto desde el Ministerio del Interior como desde la portavocía del Gobierno alemán insistieron en que las fuerzas de seguridad hacen todo lo posible para detectar una posible radicalización de los jóvenes y extreman las medidas de seguridad para evitar que se produzca cualquier tipo de ataque. "Lamentamente no existe ningún país que diga que esto no le puede ocurrir", recalcó Steffen Seibert, vocero del Ejecutivo de Angela Merkel.

Cuatro días después de lo ocurrido no se ha podido determinar si efectivamente el autor del ataque es de nacionalidad afgana, tal y como se informó en un principio, o pakistaní, una posibilidad que comenzó a cobrar fuerza después de que se publicara un vídeo en el que el joven decía ser un combatiente de Estado Islámico (EI).

El acento del menor suscitó dudas sobre su procedencia y, desde la televisión pública del país ZDF, se apuntó a que el joven era posiblemente nativo de Pakistán.

La Fiscalía general de Alemania se encarga de la investigación del caso dado que se trata, presumiblemente, de un acto terrorista.

La vida de una de las cinco víctimas del ataque perpetrado el 18 de julio por el joven refugiado corre todavía peligro, informó el 22 de julio la Clínica Universitaria de Wurzburgo, en la que se encuentra ingresada.

Según información de dpa, se trataría de uno de los miembros de la familia hongkonesa que resultó herida en la brutal agresión, concretamente del yerno del matrimonio asiático que fue acuchillado a por el agresor junto a su hija. El estado de salud de estos padres y su hija y el de otra persona que también fue atacada ha mejorado y se ha estabilizado en las últimas horas, señaló el hospital.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)