7 de June de 2009 00:00

¿Los pobres no deben endeudarse por una ‘dora’?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Negocios

Alfredo Cerda no concibe la cocina de su casa  sin una refrigeradora. “En pleno siglo XXI esto  dejó de ser  un lujo, es una necesidad básica para conservar  los alimentos perecibles”.
Este artesano de 60 años recuerda que hace años atrás compró   a crédito y durante un año pagó cuotas mínimas.
“La mayoría de artesanos compra a crédito. Es verdad que los almacenes se hacen la plata, pero en definitiva no deja de ser una facilidad para adquirir las ‘doras’”.
 
Cerda no se explica que ahora  de forma oficial -a través del Banco Central-  suban los intereses para consumos minoristas de hasta USD 1 500, de 18,59 a  26,9%.
“No entiendo, eso golpea  la economía y al estándar de vida de todos los ecuatorianos, la idea del pueblo es vivir mejor”.
 
Esta subida  de precios en los consumos minoristas, para Carlos Vallejo, titular del BCE,  busca disuadir el consumo de las ‘doras’ en las clases pobres, a quienes los almacenes han dado tarjetas.
 
Esta semana, en rueda de prensa, dijo que estos sectores no compran alimentos, vestido ni medicamentos con tarjeta de crédito, sino que su pago es en efectivo.

Por lo que,  según dijo, no es verdad que se suben los intereses a los más pobres. En los almacenes de electrodomésticos y de suntuarios... venden ‘doras’ y  es peligroso endeudar en esto a los pobres”.
 
Frente a ello, Enrique Astudillo, de la Confederación  de Comerciantes Minoristas, señaló que en este momento no hay circulante en parroquias y cantones. Nadie tiene plata acumulada.

De ahí que “todos los sectores populares compramos a crédito, incluso la mayoría no usamos tarjetas, pero somos los que mejor pagamos, hasta con anticipación”. 
Según la Superintendencia de Bancos (SBS), el 81% de los tarjetahabientes  se concentra en Quito y Guayaquil y el 19% restante se reparte en el resto del país. 

Cerda insistió en que el  caballo  de batalla de este Gobierno ha sido reducir las tasas de interés y hoy más bien  suben,  en perjuicio de los que menos tienen.

Justamente con este último  argumento, el ministro de la Política Económica, Diego Borja,  solicitó al BCE que las tasas se   revisen  y se corrijan inmediatamente.
Pero Vallejo ratificó los costos que rigen para junio y dijo que la resolución  fue  consensuada con el Presidente y el ministro  Borja. 
 
El viernes anterior, Borja reiteró su pedido,  pues la medida afecta al 85% de los 1,8 millones de tarjetahabientes, ya que su cupo es menor a los USD 1500. 

Cerda se une a este pedido y hace esta reflexión: en la Costa tener una cocina en vez de un fogón es una necesidad urgente, no hay como golpear al más pobre...  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)