9 de diciembre de 2016 19:06

Inauguran plaza para recordar a víctimas de violaciones de DD.HH.

Chririboga destacó que la Fiscalía ha logrado llevar a la justicia doce casos de violaciones de derechos humanos. Foto: EFE

Chririboga destacó que la Fiscalía ha logrado llevar a la justicia doce casos de violaciones de derechos humanos. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Agencia EFE

El fiscal general del Estado, Galo Chiriboga, inauguró el viernes 9 de diciembre del 2016 en Quito la "Plaza de la Memoria", en honor a las víctimas de violaciones de derechos humanos, e invitó a que se aproveche el espacio para protestar en demanda del respeto a los mismos.

En la ceremonia de inauguración, en presencia de víctimas y familiares de personas cuyos derechos humanos han sido violentados, el fiscal dijo que el sitio tiene como fin ser un "lugar de encuentro de las víctimas, para reflexionar, para pensar, para no olvidar todo lo que pasó".

"Pero también debe ser una plaza en donde las víctimas, a las que no hemos atendido adecuadamente, vengan y protesten, vengan y reclamen", dijo Chiriboga al lamentarse de que aún no se han solucionado todos los casos denunciados.

No obstante, destacó que la Fiscalía ha logrado llevar a la justicia doce casos de violaciones de derechos humanos.

"Aquí no hay un afán de venganza (...), aquí lo que sí hay es un ambiente de reparación, de justicia, de reconocimiento de los errores que funcionarios públicos cometieron" años atrás, comentó.

La plaza, situada en los exteriores de la Fiscalía General de Ecuador, está flanqueada por el mural "Grito de la memoria", que es un homenaje a las víctimas y a la lucha de años de sus familias, que piden verdad, justicia y reparación.

La plaza, aún inconclusa, se levanta en una zona que estaba antes cercada.

"Lo que hemos querido es abrir esas murallas que habían ahí y que alejaban a la Fiscalía de la gente. Esas murallas ya no están, esas murallas se han convertido en puertas y esas puertas están abiertas", dijo Chiriboga.

Daniel Cañola, hermano de Jaciel, torturado y víctima de ejecución extrajudicial, según documentos de la Fiscalía, dijo en la ceremonia que la plaza "conmemora una lucha permanente de los familiares de víctimas", que ya pueden encontrarse en ella para conversar y apoyarse, apuntó.

Víctimas y familiares de quienes fueron afectados en sus derechos humanos depositaron rosas blancas. Foto: EFE

Víctimas y familiares de quienes fueron afectados en sus derechos humanos depositaron rosas blancas en una pequeña escultura en la plaza. Foto: EFE

En la ceremonia también estuvo Susana Cajas, quien denuncia haber sido torturada y violentada sexualmente en 1985 tras haber sido detenida ilegalmente junto a otros dos ecuatorianos y quien es parte acusadora en el primer juicio de lesa humanidad en Ecuador en contra de algunos generales del Ejército y de la Policía.

"Qué bueno contar en esta ciudad con un lugar dedicado a la memoria", dijo al asegurar que la sociedad no puede olvidar a quienes han sufrido violación de sus derechos humanos, pues "el olvido conduce irrefutablemente a la impunidad, a la repetición de la historia", subrayó.

De su lado, Henry Acosta, quien ha sido uno de los principales artífices del inicio de las negociaciones entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), dijo que la plaza es una manera de "mantener presentes a las víctimas" y reconocer públicamente a los afectados.

Aprovechó su alocución para agradecer a Ecuador por "lo que apoyó en el proceso de paz con las FARC", por haber acogido a miles de refugiados y desplazados colombianos y por haber ofrecido su territorio para las próximos diálogos entre el Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Al desvelar cuatro placas en el centro de la plaza, donde yace una pequeña escultura de una rosa hecha en cobre, jóvenes colegiales soltaron globos blancos, en tanto víctimas y familiares de quienes fueron afectados en sus derechos humanos depositaron rosas blancas.

Una de las placas recuerda que la plaza es en "homenaje a los desaparecidos y víctimas de crímenes de lesa humanidad, a sus familiares y a quienes han luchado incansablemente por lograr verdad, justicia y reparación".

En otra placa, aparece una frase atribuida a Jorge Luis Borges: "Solo una cosa no hay. Es el olvido".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)