23 de March de 2010 00:00

En las playas se mantiene la alerta por el nuevo período de aguajes

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Reds. Machala y Esmeraldas
[email protected]

Los  pobladores de las islas y de las   zonas costeras del país se mantienen en alerta ante el nuevo período de aguajes. El nuevo ciclo empezó ayer y concluirá mañana.  

En el sur del país, en la isla Jambelí, en el archipiélago del mismo nombre, los comuneros se mantenían ayer atentos a los informes que, a través de sus dirigentes, les remitía la Capitanía de Puerto Bolívar. “Desde la primera alerta de tsunami estamos en constante comunicación con la Capitanía y la Defensa Civil”, dijo Enrique García, presidente de la Junta Parroquial de la isla.



Aguajes y olas fuertes
300 personas  participarán en la minga para limpiar la playa de Jambelí, el próximo sábado 27. 
Desde septiembre  pasado, una combinación de aguajes y fuertes oleajes han causado  destrozos en las playas de los balnearios de Esmeraldas, Manabí , Santa Elena y El Oro.
En El Oro,  los aguajes dañaron  el malecón de Jambelí y  la comuna Bajoalto.

Los dirigentes del lugar esperan que los próximos anuncios de aguajes no alteren el arribo de turistas hacia el balneario, durante el feriado de Semana Santa.

Ayer se reunieron en la Capitanía con los integrantes del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) provincial y con operadores turísticos,  para armar un plan para el feriado. El plan de evacuación se mantendrá, tanto en la isla como en Puerto Bolívar.

Además, para mejorar la imagen del sitio,  se realizará una minga de aseo de la playa, el próximo sábado. “Es urgente limpiar íntegramente la playa, porque con las lluvias llega más basura desde el continente”, indicó García.

Según el dirigente, alrededor de dos toneladas de basura se recogen diariamente de la playa,  en este momento.

En la provincia de  Esmeraldas también se espera que los anuncios de aguajes no alteren el flujo de visitantes a sus playas. De hecho, ayer, pescadores y microempresarios turísticos no alteraron sus actividades habituales en los balnearios de la provincia.

Contrario al pronóstico del Instituto Oceanográfico de la Armada (Inocar), que anunció oleajes intensos en las costas ecuatorianas desde ayer, en las playas de Atacames, Muisne y Rioverde no  hubo novedades.

“El mar está completamente calmado. Está en quiebra, como decimos nosotros, por eso nos sorprenden los anuncios de aguajes.  Nos hacen daño, porque ahuyentan a los turistas”, aseguró Ever Sosa, habitante de Mompiche.

Sin embargo, la Capitanía de Puerto de Esmeraldas mantiene las recomendaciones a los pescadores y bañistas.

“Hay que estar alerta y tener cuidado, porque en cualquier día  de esta semana se puede presentar  marejadas”, dijo el Capitán de Puerto, Alejandro Vela.

De acuerdo con la información  que el Inocar publica en su página web, olas con alturas aproximadas de entre 2,5 y 3 metros, producidas por vientos en el Pacífico Sur, avanzan hasta las costas ecuatorianas, especialmente los días 22, 23 y 24 de este mes.
Los pescadores dicen que se mantendrán alertas. A inicios del presente mes, el balneario Mompiche fue parcialmente destruido por fuertes olas. En el cantón Rioverde, varias personas perdieron sus viviendas por los  aguajes presentados en enero pasado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)