5 de February de 2010 00:00

Las playas se limpian luego de los aguajes

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Esmeraldas

Los  propietarios de los bares ubicados en el malecón de la playa de Súa barrían y pintaban, ayer, sus cabañas. “Estamos haciendo mingas para que los turistas que vengan en el Carnaval se lleven una   buena imagen”, aseguró Eliana Quiñones. La mujer administra uno de los 17 quioscos del balneario.

Junto a ellos, una pala mecánica rellenaba  una zanja, de 30 metros de longitud por 5 de  ancho  y unos  5 de profundidad, que se formó a causa de los últimos aguajes. La fuerza del mar dejó casi en el aire cuatro bares, el último fin de semana. Ayer lucían como si no hubieran soportado  el embate del mar. 

Igualmente, en las playas de Las Palmas, Tonsupa, Atacames, Muisne y Mompiche se realizan mingas de limpieza, para retirar la arena y los  troncos que amontonó el mar. El próximo feriado es considerado el mejor  por los sectores turísticos.

 Se espera que en Carnaval arriben unos  60  000 turistas a la provincia, según Antonia Montaño, presidenta de la Cámara de Turismo de Atacames.  Es por ello  que se quiere reparar lo más pronto posible los daños.

En  Mompiche y en Súa,  dos de los lugares más afectados por los fuertes oleajes, los propietarios de los bares se molestan cuando se les toma fotografías. Temían que las imágenes ahuyenten a los turistas de la Sierra.

“La programación está lista”, asegura Montaño.  Cada cantón preparó su propia agenda.

En la ciudad de Esmeraldas está listo el IX Festival de Danza y Música Afro, que se desarrollará del 13 al 16 de este mes. Lo único pendiente es  la limpieza del escenario.  Ayer,  dos tractores retiraban los escombros.

En el cantón Atacames, se instalarán tarimas en Tonsupa, Tonchigüe, Súa, Atacames y La Unión de Atacames. La organización de los concursos y shows musicales está a cargo de las juntas parroquiales. 

También se han realizado contactos  con las  instituciones de seguridad y emergencias. Está previsto que unos 1 500 policías vigilen la provincia.

En  Atacames,  40 salvavidas estarán a cargo de la seguridad en el mar. “Con ello queremos dar garantías a nuestros visitantes”, asegura Montaño. También dice que se instalarán boyas con banderines, para que los turistas conozcan los lugares seguros donde pueden nadar.

Ayer, la fuerza del mar se redujo en las playas de Esmeraldas. Eso motivó las mingas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)