11 de noviembre de 2015 12:48

Tras el Reinado de Quito, Carolina Báez estudiará y se dedicará a su familia y a su novio

Carolina Báez, la reina de Quito saliente, aseguró que estudiará después se terminar su período. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Carolina Báez, la reina de Quito saliente, aseguró que estudiará después se terminar su período. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 4
Indiferente 30
Sorprendido 1
Contento 14
Érika Guarachi

En diciembre, Carolina Báez tiene previsto viajar a Manta para descansar. La Reina de Quito no ha parado desde el mes anterior. El sábado 14 de noviembre se elegirá a su sucesora. Así que ya hace planes. Luego del descanso quiere enfocarse en su crecimiento profesional.

Báez es licenciada en Administración de Empresas y para el 2017 piensa aplicar a una maestría en emprendimiento. Esto es algo que la apasiona y con lo que ha trabajado en uno de sus proyectos como Reina: apoya a las mujeres que son víctimas de violencia de género, para realizar proyectos productivos.

En el 2016 espera dedicar gran parte de su tiempo a su familia y a su pareja, con quien lleva dos meses de relación.

Cuando habla de su novio, una sonrisa cómplice aparece en su rostro, prefiere no decir su nombre. Sin embargo, Carolina contó que se conocieron en Guayaquil en una boda de un amigo y que comparten su pasión por ayudar a los demás.

“El morlaquito” como le dice ella, por su lugar de nacimiento, la respalda en todo lo que realiza y emprende. La ha acompañado en algunos eventos y dice sentirse orgulloso de lo que hace.

Para Báez, este 2015 ha sido un camino lleno de aprendizaje, señaló. Así como de grandes experiencias, entre ellas el cariño de la gente que siempre la recibió con los brazos abiertos.

Carolina Báez

Recuerda que en una ocasión en un colegio le regalaron colada de sambo, un plato que no había probado antes, pero que al hacerlo le gustó mucho. Otro recuerdo agradable es que en los barrios la recibían con flores, a veces con comida o con algún detallito.

Sin embargo, un regalo que le parece especial fue una muñeca que es muy parecida a ella. Se la obsequiaron las mujeres de “Unidas cambiamos”, que son parte de la campaña en contra de la violencia de género. “Hasta ahora el mejor regalo que me han hecho, lo que más me gustó es que me vistieron con mis jeans y la camiseta del trabajo", asegura.

Carolina Báez, en sus eventos, prefirió vestir jeans, camisetas y zapatos bajos, flats. Explicó que “una reina tiene que estar cómoda para trabajar y por obvias razones si estamos arregladísimas, con tacones, es incómodo”. Por ello prefirió un look más relajado. Pero además, explicó que su vestimenta también le ayudó a romper con la primera barrera al momento de interactuar con personas en condición de vulnerabilidad.

Uno de los momentos que le dejaron un mal sabor de boca en su reinado fue cuando le robaron su banda. Ese día también perdió sus documentos. Báez recordó que entonces pudo sentir en “carne propia” lo que viven a diario las personas. Nunca antes le había pasado algo así.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)